El presidente de Argentina destaca la recuperación industrial tras el golpe de 2020

0
7
649955

ARGENTINA INDUSTRIA

Buenos Aires, 2 sep (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, destacó este jueves la recuperación que registra el sector manufacturero local tras el derrumbe sufrido el año pasado, cuando la actividad industrial cayó el 7,5 %.

“Hoy estamos con el 65 % de la capacidad instalada utilizándose y eso viene en un proceso vertiginoso de crecimiento. Ojalá que la capacidad instalada para producir en la industria sea cada vez mayor”, dijo Fernández en un acto en la norteña provincia de Chaco para celebrar el Día de la Industria.

El mandatario indicó que, gracias a los avances en la campaña de vacunación contra la covid-19, la actividad económica en general, que se derrumbó 9,9 % el año pasado, “vuelve a recuperarse”.

En medio de una severa recesión económica en Argentina, agravada por la pandemia de la covid-19, la actividad industrial local cayó un 7,5 % en 2020.

De acuerdo a los últimos datos oficiales disponibles, la producción industrial argentina acumuló en el primer semestre de este año una subida del 22,4 %.

En la primera mitad de 2021, la industria argentina produjo 4,6 % más que en mismo período de 2019.

“La actividad industria creció sensiblemente comparada con junio de 2019 y eso nos alegra”, afirmó Fernández, quien además aseguró que se registra un “crecimiento real” del empleo formal en la actividad manufacturera.

Según datos difundidos este jueves por el Gobierno, la industria manufacturera lleva doce meses seguidos creando empleo, y actualmente el 80 % de los sectores industriales tiene más empleo que a finales de 2019.

Además, según el Ejecutivo argentino, desde que Fernández asumió la Presidencia argentina a finales de 2019, se registraron cerca de 900 anuncios de inversiones por 34.000 millones de dólares.

El jefe de Estado sostuvo que su Gobierno defiende un modelo de país donde los empresarios “arriesgan” para producir y no un modelo de especulación financiera “donde muy pocos ganan y millones de personas pierden”.

“En cambio, con la industria en funcionamiento, ganan todos: el que invierte y arriesga, e que trabaja, la sociedad y el Estado”, señaló Fernández.