El presidente Arce dice que “recondujo” la estrategia anticovid en Bolivia

0
12
388513

CORONAVIRUS BOLIVIA

La Paz, 9 ene (EFE).- El presidente de Bolivia, Luis Arce, sostuvo este sábado que su Gobierno “recondujo” la estrategia para la lucha contra la covid-19 y consideró que el mayor “pecado” de la expresidenta transitoria Jeanine Áñez fue no hacer pruebas, un día después de que el país reportara un nuevo récord diario de contagios.

En un evento con mujeres campesinas, el mandatario boliviano señaló que su Gobierno ha reconducido la estrategia de la “lucha contra la pandemia” con la compra de vacunas como la rusa Sputnik V y de pruebas para un testeo masivo que permita detecciones tempranas.

A juicio de Arce, el mayor “pecado” del Gobierno de Áñez fue no realizar pruebas del coronavirus a la población.

“Las estadísticas mostraban cifras muy bajas de personas contagiadas porque sencillamente no había la verificación con los tests de que estaba mucha gente ya contagiada”, expresó Arce.

El presidente acusó a Áñez de una “inacción” porque no compró vacunas y por haber “encerrado” por más de 140 días a la población con la cuarentena, sin tener en cuenta otras “pandemias” como la violencia hacia mujeres y niños dentro de los hogares.

El mandatario indicó que con las pruebas que se harán a la población boliviana se detectarán “oportunamente” los contagios para darles “la medicación correcta” y así “la gente no pierda la vida”.

En un mensaje en Facebook, Áñez manifestó por su parte que Arce debería hacer algo para “frenar tanto contagio” y preocuparse más por las familias bolivianas.

La exmandataria consideró que para Arce, “criticar era muy fácil” cuando estaba en campaña electoral, “pero ahora le toca actuar”.

NUEVO RÉCORD DE CONTAGIOS

Bolivia reportó el viernes un nuevo récord de contagios confirmados de la covid-19 en un solo día en el país, con 2.263 casos.

El anterior récord diario fue el pasado 18 de julio cuando se registraron 2.036 nuevos contagios cuando estaba en vigor la cuarentena flexible dispuesta por el Gobierno interino de Áñez.

Las regiones más golpeadas son Santa Cruz, la mayor de Bolivia; La Paz, la sede de Gobierno y del Parlamento, y la central Cochabamba.

Las autoridades regionales consideran que el país ya atraviesa una segunda ola de la pandemia.

El aumento progresivo de contagios se advirtió desde diciembre pasado, cuando el Gobierno de Arce decidió levantar las restricciones a los eventos masivos que rigieron desde marzo para reactivar la economía, una medida que estará vigente hasta el próximo viernes.

Los primeros días del año el Ejecutivo boliviano anunció la llegada de un primer lote de vacunas rusas Sputnik V para fines de mes y ha tenido reuniones de coordinación con gobernadores y alcaldes para afrontar la situación.

El Gobierno, que cumplió el viernes dos meses de gestión, ha descartado por el momento retornar al confinamiento estricto en pos de resguardar la economía, aunque dispuso el miércoles ampliar hasta febrero una restricción a los vuelos que provienen de Europa que rige desde el pasado 25 de diciembre.