El plan de recuperación italiano destinará el 40 % al sur y cuenta con el aval de la UE

0
4
499076

ITALIA UE

Roma, 25 abr (EFE).- El plan de recuperación por valor de 221.500 millones de euros que Italia presentará a la Comisión Europea destinará el 40 % de los recursos a fomentar el desarrollo de las regiones del sur, mientras que un 40 % irá a proyectos para favorecer la transición ecológica y un 27 % a proyectos digitales, informó el Gobierno, que asegura que cuenta con el aval de la CE.

“El plan es totalmente coherente con los seis pilares” del programa de fondos europeos, “y cumple con los parámetros establecidos por la normativa europea, con un 40 % de proyectos ecológicos y un 27 % de proyectos digitales”, se explica en un comunicado oficial emitido esta madrugada tras una jornada de tensiones entre las fuerzas de la coalición gubernamental e intensas negociaciones con la CE.

El plan “en su conjunto está cerrado”, dijeron fuentes gubernamentales citadas por medios locales poco antes del inicio anoche del Consejo de Ministros para ultimar el plan, que se retrasó más de doce horas por la dificultad de las deliberaciones.

Una llamada telefónica entre el primer ministro italiano, Mario Draghi, y la presidenta de la CE,Ursula Von Der Leyen, desbloqueó el “punto muerto” en el que se encontraba la negociación entre ambas partes para la definición del texto, después de que el jefe del Gobierno garantizase el compromiso de Italia con las reformas necesarias para el relanzamiento y el crecimiento del país, explicaron las fuentes.

Está previsto que Draghi comparezca entre el lunes y el martes ante el Parlamento para explicar el plan y, tras el visto bueno de los partidos, aprobarlo en un nuevo Consejo de Ministros y enviarlo a la CE antes del 30 de abril.

La reunión de los ministros terminó pasada la medianoche, cuando el Gobierno emitió una nota con las líneas generales del llamado Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia (PNRR), que ya ha habían sido desveladas por los medios días antes.

En ese comunicado final, el Gobierno afirmó que el objetivo del PNRR es “modernizar la administración pública, reforzar el sistema productivo e intensificar los esfuerzos para combatir la pobreza, la exclusión social y la desigualdad, con el fin de reanudar una senda de crecimiento económico sostenible y duradero eliminando los obstáculos que han bloqueado el crecimiento italiano en las últimas décadas”.

Las inversiones se articulan en seis pilares: digitalización, innovación, competitividad y cultura; revolución verde y transición ecológica; infraestructuras para una movilidad sostenible; educación e investigación; inclusión y cohesión; y salud.

El Gobierno recuerda que Italia “es la primera beneficiaria, en valor absoluto, de los dos principales instrumentos del programa Next Generation EU (NGEU), elaborado por la Unión Europea”, que garantiza “recursos por valor de 191.500 millones de euros, de los cuales 68.900 millones son subvenciones a fondo perdido, que se emplearán en el período 2021-2026”.

Y asegura que el PNRR “es totalmente coherente con los seis pilares del NGEU y cumple los parámetros establecidos por la normativa europea, con un 40 % de proyectos ecológicos y un 27 % de proyectos digitales. Aproximadamente el 40 % de los recursos territorializables se destinan al sur, lo que demuestra la atención que se presta al tema del reequilibrio territorial” .

Añade que “se centra en gran medida en la integración de la perspectiva de género y en el apoyo a la educación, la formación y el empleo de los jóvenes, y contribuye a cada uno de los siete proyectos emblemáticos europeos de la Estrategia Anual de Crecimiento Sostenible de la UE. Se han evaluado los impactos medioambientales indirectos y se ha minimizado su magnitud, de acuerdo con los principios que inspiran el NGEU”.

Además, el Gobierno “tiene la intención de llevar a cabo cuatro importantes reformas de contexto: administración pública, justicia, simplificación de la legislación y fomento de la competencia”.

“Las inversiones previstas tendrán un impacto significativo en las principales variables macroeconómicas y mejorarán significativamente los indicadores sobre las disparidades territoriales y el empleo juvenil y femenino. El programa de reformas puede aumentar aún más este impacto”, añade el Gobierno, que además adelanta su intención de “actualizar y perfeccionar las estrategias nacionales en materia de desarrollo y movilidad sostenible, medio ambiente y clima, hidrógeno, automoción y cadena sanitaria”.