El Pentágono descarta un gran despliegue pese a la creciente tensión con Irán

0
6
139765

EEUU IRÁN

Washington, 11 jul (EFEUSA).- El general Mark Milley, quien está llamado a convertirse en el próximo jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, descartó hoy un gran despliegue de tropas en Oriente Medio a pesar de la creciente “actividad maliciosa” de Irán en la región.

“Irán ha sido un actor maligno desde hace muchos, muchos años, no desde la retirada (de EE.UU.) del JCPOA, pero creo que la intensidad de su actividad maliciosa ha crecido desde ese episodio”, dijo Milley durante su audiencia de confirmación celebrada este jueves en el Senado.

El denominado Plan Integral de Acción Conjunta” (JCPOA, por sus siglas en inglés), como se conoce técnicamente al acuerdo multilateral nuclear con Teherán que fue impulsado por la anterior Administración y abandonado por la actual, limita las capacidades atómicas iraníes a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales en su contra.

La tensión en la región ha aumentado desde que Washington anunció el pasado mes de abril el fin de las exenciones que había concedido a ocho naciones o territorios para que siguieran comprando petróleo a Irán pese a la retirada del pañis del pacto nuclear con ese país.

Debido a esta escalada, según el diario The New York Times, la Casa Blanca consideró el envió de un contingente de 120.000 militares para hacer frente a Irán, lo cual fue rápidamente desmentido por el Gobierno, aunque días más tarde el propio presidente Donald Trump dijo estar dispuesto a hacerlo.

Este jueves, Milley sostuvo que nadie está considerando “seriamente” una maniobra semejante.

El pasado 6 de mayo, el Pentágono ordenó el envío del portaaviones USS Abraham Lincoln y su flota de combate al golfo Pérsico y de cuatro aviones bombarderos B-52 -con capacidad nuclear- a la base de Al Udeid, en Catar.

A este primer despliegue le siguió el envío de un buque de los marines y de una batería de misiles Patriot para reforzar el contingente estadounidense en la región y, por último, la decisión de aumentar el contingente estadounidense desplegado en la región en 1.500 soldados.

Respecto a la posible la salida de tropas de lugares donde el país combate el terrorismo islamista desde hace años, como Siria o Afganistán, el general consideró que una “retirada prematura” supondría un “error”.

A pesar de que el presidente Trump ha afirmado en diversas ocasiones su deseo de retirar a todos los militares que combaten en esos países, Milley opinó que es necesario mantener en ellos “una modesta dotación” para garantizar la derrota de la “ideología” de los grupos islamistas radicales, como el Estado Islámico o Al Qaeda.

El militar, que en caso de ser confirmado por la Cámara Alta asumirá la jefatura del Estado Mayor Conjunto una vez se retire el general Joseph Dunford, en septiembre, también se pronunció sobre el arsenal nuclear estadounidense, uno de los temas más candentes estos días en el Capitolio.

Milley defendió la necesidad de contar con armas nucleares de bajo rendimiento (de menor potencia) en el arsenal del Pentágono, algo a lo que se oponen con vehemencia algunos legisladores demócratas, una situación que podría bloquear la aprobación del presupuesto de la cartera de Defensa del próximo ejercicio fiscal.

SHARE

Leave a Reply