El penalti de Riquelme como “espina” y motivación

0
15
488464

FÚTBOL VILLARREAL-ARSENAL

Vila-real (Castellón), 16 abr (EFE).- El Villarreal disputará la semifinal de la Liga Europa frente al Arsenal inglés con el histórico penalti fallado por el argentino Juan Román Riquelme hace quince años como espina clavada en la historia del club castellonense pero también como motivación para alcanzar, esta vez sí, su primera final europea.

Fue también en el mes de abril, pero de 2006. El Villarreal afrontaba el partido de vuelta de las semifinales de la Liga de Campeones en el estadio de El Madrigal con la mínima desventaja del 1-0 conseguido por el Arsenal en la ida. En el minuto 88, con 0-0 en el marcador, tuvo la posibilidad de igualar la eliminatoria con un penalti lanzado por Riquelme.

Sin embargo, la gran estrella de aquel Villarreal no pudo transformar el lanzamiento y forzar la prórroga. La posibilidad de jugar la final de clubes más mediática del Mundo se esfumó y puso fin a lo que habría supuesto uno de los hitos más importantes del fútbol europeo tras haber dominado en ese segundo partido a un Arsenal que acabó perdiendo la final de aquella edición ante el Barcelona.

Aquel 25 de abril, el equipo que lideraba el chileno Manuel Pellegrini se quedó a las puertas de la gloria, si bien aquella semifinal de la máxima competición continental aún permanece como uno de los hitos más grandes de la historia del ‘submarino amarillo’ junto al subcampeonato de Liga alcanzado en la temporada 2007-2008 también con Pellegrini al frente.

Junto a Riquelme y Pellegrini, aquel Villarreal tenía un marcado sello sudamericano al contar entre sus filas con futbolistas de la talla del uruguayo Diego Forlán, el brasileño Marcos Senna o los también argentinos Juan Pablo Sorín y Rodolfo Arruabarrena, todos ellos, en mayor o menor medida, con una destacada trayectoria en el club castellonense.

Además de aquel duelo, Europa también vio otro enfrentamiento entre ambos equipos posteriormente e igualmente en la Liga de Campeones, en esta ocasión en los cuartos de final de la campaña 2008-2009 y que también se resolvió a favor del conjunto londinense, lo que supone otro motivo para que el equipo de La Cerámica afronte ahora el duelo con mayor motivación.

Sin embargo, ese segundo cruce de caminos entre ambos equipos tuvo menos historia, no solo por disputarse una ronda antes a la actual, sino porque tras el empate a un gol en la ida disputada en El Madrigal, el Arsenal no dio opción alguna al equipo de Pellegrini en su estadio al superarlo por un contundente 3-0.

Así, con estos precedentes, el conjunto londinense es el rival con peor recuerdo para el Villarreal en competiciones continentales, seguido del Valencia que también frenó a los castellonenses en el camino europeo en una semifinal de la Copa de la UEFA y unos cuartos de final de la Liga Europa.

Ahora, el Villarreal afronta la eliminatoria con la idea de hacer bueno el dicho de que “a la tercera va la vencida” ante un Arsenal al que se medirá en La Cerámica en el partido de ida el 29 de este mes y al que rendirá visita el 6 de mayo.

Javi Mata