El PE pide a la CE que solo apruebe los planes de recuperación que cumplan los requisitos

0
7
554404

UE RECUPERACIÓN

Estrasburgo (Francia), 10 jun (EFE).- El pleno del Parlamento Europeo (PE) aprobó este jueves una resolución en la que pide a la Comisión Europea (CE) aprobar solo los planes nacionales de recuperación que respeten los requisitos y objetivos fijados en la regulación del fondo de reconstrucción, como destinar el 37 % del dinero a la transición climática.

La resolución salió adelante por 514 votos a favor, 163 en contra y 9 abstenciones.

Los eurodiputados exigen a la Comisión aprobar solo los planes que cumplen por completo los objetivos y metas acordados en la regulación del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia y “no ceder a ninguna presión política”.

En ese sentido, piden a la CE “evaluar con cuidado y garantizar que cada plan nacional de recuperación y resiliencia contribuye de manera efectiva” a las seis áreas políticas acordadas en la normativa del fondo: la transición verde, la transformación digital, la competitividad, la cohesión social, la reacción y preparación institucional ante crisis y la educación y capacidades para las próximas generaciones.

Los planes también deben destinar al menos un 37 % de su presupuesto a la protección del clima y los parlamentarios añaden que el principio de que las reformas e inversiones no causen un “daño significativo” al medio ambiente “es un instrumento crucial para respaldar la transición verde”.

Según indicó la Eurocámara en un comunicado, los diputados, además, señalan que el presupuesto para la digitalización, de al menos el 20 %, “debe contribuir a la transición digital, incluidos los intereses estratégicos de la Unión Europea (UE), las cuestiones de seguridad y las infraestructuras digitales”.

Los planes nacionales con reformas e inversiones que los países deben enviar a Bruselas son imprescindibles para beneficiarse del fondo de 800.000 millones de euros (en precios corrientes) creado por la UE para superar la crisis generada por la pandemia de la covid-19, en particular, del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, la piedra angular del plan que canalizará un 90 % de los fondos (386.000 millones en préstamos y 338.000 millones en subvenciones.

La Comisión Europea tiene dos meses para evaluar los planes, tras lo cual el Consejo (los Estados miembros) cuentan con otras cuatro semanas para decidir si los aprueba por mayoría cualificada.

Por el momento, 23 Estados miembros, incluido España, han remitido esos documentos a Bruselas, y la presidenta de la CE, Ursula von der Leyen, aseguró el martes que esa institución aprobará la próxima semana los primeros planes de recuperación.

En la resolución, el PE afirma que para garantizar “el mayor impacto posible”, los fondos deben distribuirse “de manera equitativa” entre sectores y sociedades, y con las futuras generaciones y la igualdad de géneros en mente.

Así, se opone a la “reformulación” de proyectos “sin valor añadido real” e insisten en que todas las reformas e inversiones deben estar vinculadas a “metas, objetivos y costes que sean relevantes, claros, detallados y adecuadamente monitorizados con la ayuda de indicadores comunes”.

“Tales medidas deberían impedir y detectar la corrupción, el fraude y los conflictos de intereses cuando se usen los fondos”, indica la Eurocámara.

La resolución subraya que los proyectos planteados por los países “no pueden ir en contra de los valores de la UE”.

Igualmente, apuesta por consultar a la sociedad civil, los agentes sociales y las autoridades regionales y locales sobre la implementación y monitorización de los planes “para involucrar mejor a los receptores y hacer los planes transparentes”.

Los eurodiputados recalcan que el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia es “un instrumento histórico de la UE que no solo debe mitigar los efectos negativos de la pandemia de la COVID-19, sino que también debe tener un impacto duradero sobre la prosperidad y ayudar a distribuir el crecimiento de manera justa”.