El partido de Lula dice que no atenderá el “mimimí del mercado”, si gana las elecciones

0
11
791735

BRASIL ELECCIONES

Sao Paulo, 10 ene (EFE).- El Partido de los Trabajadores (PT) de Brasil, que lidera el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, favorito para las presidenciales de octubre, avisó este lunes que no atenderá el “mimimí del mercado” financiero y que buscarán revocar el techo de gastos y la reforma laboral, si ganan las elecciones.

“El techo de gastos está desmoralizado y debe ser uno de los primeros en ser liquidado. (El presidente brasileño, Jair) Bolsonaro hizo (…) muchas cosas fuera del techo a los ojos del mercado, ¿y ahora quieren exigirnos respetarlo?”, cuestionó la presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, en una entrevista al diario ‘O Globo’.

Hoffmann dejó entrever de esta forma las líneas maestras del plan económico que el PT presentará en la campaña electoral de este año, en la que buscará volver al poder después de los Gobiernos de Lula (2003-2010) y Dilma Rousseff (2011-2016).

“Lo único que no vamos a hacer es romper contratos, como Bolsonaro ha hecho con las deudas judiciales del Estado (cuyo pago aplazó). El resto lo haremos. Y no hay mimimí del mercado. Un país que no tiene deuda externa, que tiene este mercado consumidor, no puede tener al pueblo hambriento y sin renta”, indicó.

En otra entrevista en ‘Radio Bandeirantes’, también este lunes, Hoffmann insistió en que el techo de gastos, en vigor desde 2017 y que limita el aumento del gasto público a la inflación del año anterior, ha sido una “traba” para el crecimiento del país.

“Sólo sirve para contener la inversión en educación y en el área social. Está mal y va a contracorriente de las gestiones financieras y presupuestarias del mundo entero”, consideró la diputada.

Asimismo, se posicionó en contra de la reforma laboral, en vigor también desde 2017, pues, a su juicio, no ha traído “resultados positivos”, ni “aumentado el número de empleos, más bien lo contrario”.

Sin embargo, en caso de que gane las presidenciales, el PT necesitará un amplio apoyo en el Congreso para tumbar ambas medidas y en el caso del techo de gastos el respaldo tendría que ser aún mayor al tratarse de una enmienda a la Constitución.

Sobre la más que probable candidatura de Lula y su posible compañero de fórmula, Hoffmann manifestó que “no es el momento” de hablar de ese asunto y que todo se definirá “en febrero o marzo”.

“Lula ha hablado con todos los líderes del campo democrático. Es importante, en este momento, forjar una gran alianza política para enfrentar el retroceso que representa Bolsonaro”, aseveró.

Según todos los sondeos de opinión divulgados hasta la fecha, Lula es el claro favorito para las elecciones presidenciales de octubre con más de un 40 % de los apoyos, frente al 20-25 % que obtendría el ultraderechista Bolsonaro.