El Parlamento urcaniano acepta la renuncia del influyente ministro del Interior

0
5
594755

UCRANIA GOBIERNO

Kiev, 15 jul (EFE).- La Rada Suprema (Parlamento) de Ucrania aceptó hoy la renuncia del ministro del Interior, Arsén Avákov, en el cargo desde 2014 y considerado uno de los políticos más influyentes del país.

La renuncia de Avákov fue aprobada por 291 votos a favor, siete en contra y 17 abstenciones, de un total de 351 diputados registrados.

El ya exministro del Interior anunció su renuncia el martes en un movimiento que ha causado sorpresa en el país.

En su carta de dimisión no informó de los motivos de su decisión y el portavoz del Ministerio del Interior no quiso comentar a Efe la razón por la que Avákov dio este paso.

Sin embargo, diputados del partido oficialista, “El Siervo del Pueblo”, han sugerido que la razón de su renuncia fue probablemente la fallida investigación del asesinato en 2016 con coche-bomba en Kiev del periodista de origen bielorruso Pável Sheremet.

En una rueda de prensa en 2019 en presencia del presidente Volodímir Zelenski, Avákov anunció que el caso estaba resuelto y nombró públicamente a tres sospechosos: el veterano de la guerra en el este de Ucrania Andríi Antonenko, la enfermera militar Yana Dugar y la pediatra Yulia Kuzmenko.

Sin embargo, las pruebas contra ellos eran débiles y el caso provocó enormes críticas en la sociedad civil ucraniana.

El juicio aún está en curso, pero los tres sospechosos fueron finalmente puestos bajo arresto domiciliario.

En su rueda de prensa anual en mayo pasado, Zelenski dijo que estaba en contacto con Dugar y que considerará despedir a Avákov si el tribunal la absuelve a ella y a otros sospechosos en el caso.

Avákov se convirtió en ministro del Interior el 27 de febrero de 2014, inmediatamente después de la revolución del Maidán, en la que participó.

Logró mantener su cargo bajo dos presidentes: Petró Poroshenko y Zelenski, y se convirtió en un político muy influyente, para algunos analistas en la figura más influyente en Ucrania tras el presidente.

Sin embargo, tiene un historial controvertido. Es alabado por cortar de raíz un levantamiento separatista en la ciudad Járkov en la primavera de 2014 cuando militantes apoyados por Rusia intentaron ocupar edificios gubernamentales, como hicieron en las cercanas Donetsk y Lugansk.

A Avákov también le atribuyen la idea de crear batallones militares voluntarios con participantes del Maidán, lo que ayudó a contrarrestar la agresión rusa en sus primeras etapas.

Al mismo tiempo, ha sido acusado de no haber implementado de forma eficaz la reforma policial, que fue iniciada en 2015.

Llamamientos para que renuncie se intensificaron después de varios incidentes de abuso policial durante los últimos dos años: un asesinato de un niño de cinco años por un agente, y la violación de una testigo en una comisaría en la región de Kiev.

Avákov también fue criticado por no investigar adecuadamente casos de asesinatos de alto perfil, como el de una activista en la ciudad sureña de Jersón, Katerina Handziuk, en 2018, y el de Sheremet.

Asimismo, enfrentó acusaciones de corrupción y de apoyo a los movimientos de extrema derecha en Ucrania.

Mañana, el Parlamento prevé pronunciarse sobre su sucesor. El partido oficialista propuso como candidato a Denís Monastirskii, de 41 años, actualmente responsable del Comité parlamentario de Aplicación de la Ley.