El Parlamento de Nicaragua cierra consultas para reformas de la Ley Electoral

0
9
500871

NICARAGUA ELECCIONES

Managua, 26 abr (EFE).- La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua dio por cerrado este lunes el proceso de consultas para unas reformas a la Ley Electoral, propuestas por los sandinistas, y que son vistas por la oposición como herramienta para un posible “fraude” a favor de la reelección del presidente Daniel Ortega en los comicios de noviembre próximo.

“Todos los partidos políticos con personalidad jurídica fueron consultados. Participaron 31 dirigentes políticos de los diferentes consejos de partidos consultados”, dijo a periodistas la presidenta de la Comisión Especial con Carácter Constitucional para los Asuntos Electorales, Auxiliadora Martínez, del oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Al proceso de consultas, que inició el pasado día 22, no fueron invitados los movimientos opositores nacidos a raíz de las protestas antigubernamentales iniciadas en abril de 2018, pese a los reclamos de sus representantes, quienes aseguraron que unas reformas sin sus puntos de vista carecerán de legitimidad.

En las consultas sí participaron partidos políticos integrados en movimientos opositores, como el indígena Yatama (“Hijos de la madre tierra” en lengua miskita) y el Partido de Restauración Democrática (PRD), que pertenecen a la Coalición Nacional, o el Ciudadanos por la Libertad (CxL), que forma parte de la Alianza Ciudadana.

Tanto la Coalición Nacional como la Alianza Ciudadana se han mostrado en desacuerdo con las reformas electorales propuestas por los diputados sandinistas, porque consideran que están diseñadas para extender el mandato de Ortega, al que llaman “dictador”, contrario a las recomendaciones de la Organización de los Estados Americanos (OEA), para la implementación de cambios que garanticen unas elecciones “creíbles”.

Los representantes de Yatama y del PRD, que han rechazado las propuestas sandinistas, coincidieron en que propusieron ante la Comisión Especial los cambios impulsados por los expertos del Grupo Promotor de las Reformas Electorales (GPRE).

Contrario a los sandinistas, que proponen la eventual inhibición de candidatos críticos de Ortega a través de dos leyes, prohíbe la observación electoral y la financiación a organizaciones opositoras, o limita las libertades públicas, el GPRE promueve libertad de candidaturas y de expresión, como parte de las garantías para unas elecciones “libres, transparentes, competitivas y observadas”.

El GPRE también promueve la eliminación de la reelección, la depuración del padrón electoral, una efectiva cedulación, la verificación ciudadana, entre otras acciones.

Martínez afirmó que la propuesta de reformas, que consistía en más de 80 páginas antes de las observaciones de los partidos opositores, será dictaminada “en los próximos dos días”.

Tanto la Comisión Especial, como la Asamblea Nacional, están dominadas por una amplia mayoría de diputados del FSLN.

Las reformas electorales que solicitó la OEA en octubre pasado, a fin de despejar dudas sobre un posible fraude, tienen como fecha límite el mes de mayo próximo.

Las elecciones generales del 7 de noviembre próximo serán claves en Nicaragua ya que representarán el fin o la continuidad de 42 años de primacía casi absoluta de Ortega sobre la política local.