El Palmeiras recupera efectivos en vísperas de la Recopa Sudamericana

0
5
475467

FÚTBOL RECOPA SUDAMERICANA

Sao Paulo, 5 abr (EFE).- El Palmeiras brasileño, campeón de la Copa Libertadores de fútbol, se ejercitó este lunes con la presencia del atacante Wesley y el centrocampista Zé Rafael, en vísperas del partido de ida de la Recopa Sudamericana contra Defensa y Justicia, que se disputará el miércoles en Argentina.

El técnico del conjunto verdiblanco, el portugués Abel Ferreira, comandó una serie de trabajos tácticos con el teórico once titular que pondrá en liza en el primer asalto de la final contra el ganador de la Copa Sudamericana de 2020.

El equipo de Sao Paulo también trabajó las finalizaciones de cara a portería, el lanzamiento de penaltis y las jugadas de estrategia.

Wesley y Zé Rafael, que los últimos días se habían entrenado por separado tras sendas lesiones, se reincorporaron a la dinámica del de grupo y trabajaron con el resto de sus compañeros prácticamente durante toda la sesión de este lunes.

A priori, ambos estarán a disposición del entrenador para el duelo contra los argentinos, en Buenos Aires.

Es duda el joven centrocampista brasileño Gabriel Menino, una de las revelaciones de la pasada temporada y quien actualmente se recupera de una lesión en el ligamento del tobillo derecho, aunque este lunes ya se entrenó con la pelota de forma individualizada.

Con todo, la alineación del Palmeiras para el partido del miércoles podría ser la formada por: Weverton en portería; Marcos Rocha, Luan, Gomez y Matías Viña, en defensa; Felipe Melo, Patrick de Paula o Zé Rafael y Raphael Veiga, en el centro del campo; y Rony, Wesley o Willian y Luiz Adriano, en ataque.

“Nuestra meta es ir a Argentina, hacer un buen trabajo y traer un buen resultado a Brasil. El Defensa (y Justicia) es un equipo que lucha hasta el final, que nunca desiste y creo que será un partido muy disputado”, señaló Rony en declaraciones al club.

El Palmeiras se ejercitará de nuevo en la mañana del martes y posteriormente pondrá rumbo a Buenos Aires.

El partido de vuelta se disputará el 14 de abril en el estadio Mané Garrincha, en Brasilia, y no en Sao Paulo, debido a la restricciones vigentes en esa región por la pandemia del nuevo coronavirus, que vive su peor fase en Brasil.