El Nikkei baja un 0,44 % tras el traspiés de la vacuna de Johnson & Johnson

0
11
485439

BOLSA TOKIO CIERRE

Tokio, 14 abr (EFE).- El principal índice de la Bolsa de Tokio, el Nikkei, bajó un 0,44 % este miércoles después de que los inversores se sintieran desanimados tras pausarse el uso en Estados Unidos de la vacuna de la covid de Johnson & Johnson tras detectarse trombos.

El Nikkei, que agrupa a los 225 títulos más representativos del mercado, retrocedió 130,62 puntos, hasta 29.620,99 enteros.

El Topix, que incluye a las firmas de la primera sección, las de mayor capitalización, cedió un 0,33 % ó 6,37 puntos, hasta situarse en 1.952,18 unidades.

El parqué tokiota abrió a la baja después de que las informaciones sobre la pausa del uso de la vacuna de Johnson & Johnson después de detectarse varios casos de trombosis graves y raras en vacunados motivara a los inversores a vender para fijar ganancias.

También influyó negativamente en la plaza nipona un yen fuerte frente a otras divisas, una tendencia que desfavorece la competitividad y las remesas de los exportadores japoneses.

El sector del transporte marítimo cosechó las mayores pérdidas del día, junto al textil y al de los materiales no ferrosos.

La sociedad de cartera J. Front Retailing registró la mayor caída entre las empresas que cotizan en el Nikkei, del 7,42 %; seguida por la farmacéutica Otsuka (-4,5 %) y la aseguradora T&D (-3,88 %).

La tecnológica Toshina aglutinó el mayor volumen de operaciones de la jornada y sus acciones subieron un 5,76 %, después de que su presidente y CEO, Nobuaki Kurumatani, presentara hoy su dimisión tras quedar cuestionado su liderazgo por parte de los accionistas y mientras el grupo estudia una oferta para su adquisición.

Le siguieron por transacciones el grupo Softbank y la empresa textil Fast Retailing, propietaria de la cadena de tiendas de ropa Uniqlo, que cayeron un 1,48 % y un 1,06 %, respectivamente.

En la primera sección, 1.376 empresas retrocedieron frente a 739 que avanzaron, mientras que 76 cerraron sin cambios.

El volumen de negociación ascendió a 2,25 billones de yenes (17.290 millones de euros o 20.700 millones de dólares).