El Nikkei baja un 0,30 % por Wall Street y pese a nuevos estímulos

0
3
738212

BOLSA TOKIO CIERRE

Tokio, 18 nov (EFE).- La Bolsa de Tokio cerró este jueves con un descenso del 0,30 % de su principal indicador, el Nikkei, contagiado por las pérdidas en Wall Street de las energéticas, pero con una recuperación final por los planes de estímulo del Gobierno nipón.

El selectivo cerró con una bajada de 89,67 puntos, hasta los 29.598,66 enteros, mientras que el indice más amplio Topix, que aglutina a los valores de la primera sección, los de mayor capitalización, perdió 2,82 unidades o un 0,14 %, hasta los 2.035,52 enteros.

El parqué tokiota abrió hoy a la baja, arrastrado por las pérdidas la jornada anterior en EE.UU. de los valores energéticos, pero en el último tramo de la negociación logró recuperarse ligeramente tras publicar los medios locales que el Gobierno nipón tiene previsto presentar este viernes nuevas medidas de estímulo.

Según adelantan los medios del país, el Gobierno japonés tiene previsto presentar un paquete de medidas de estímulo para promover la recuperación económica pospandemia, cuyo montante ascenderá a cerca de 56 billones de yenes (unos 433.000 millones de euros).

Este nuevo paquete de estímulos sería el más alto hasta ahora aprobado en el país, según informa el medio financiero Nikkei.

Las mayores pérdidas se registraron en el sector minero, los sectores del carbón y del petróleo, así como el transporte marítimo.

Entre los valores con mayor capitalización bursátil, el fabricante de componentes para semiconductores Lasertec aglutinó el mayor volumen de operaciones y descendió un 1,35 %.

Le siguieron en cuanto a transacciones el gigante tecnológico Softbank con una caída de un 2,04 %, y otro fabricante de componentes para semiconductores, Tokyo Electron, con un descenso de 0,55 %.

Por su parte, el conglomerado tecnológico Sony avanzó un 0,87 %; mientras que el desarrollador de videojuegos Nintendo subió un 1,49 %.

El fabricante automotor Toyota perdió un 0,16 %.

Un total de 536 valores avanzaron, frente a los 1.524 que retrocedieron, mientras que 118 terminaron sin cambios.

El volumen de negociación ascendió a 2,81 billones de yenes (21.797 millones de euros).