El Nikkei baja un 0,03 % por la inquietud por el resurgimiento de la covid

0
7
788698

BOLSA TOKIO CIERRE

Tokio, 7 ene (EFE).- El principal índice de la Bolsa de Tokio, el Nikkei, bajó un 0,03 % este viernes debido al resurgimiento de la covid-19 en Japón, que atraviesa su sexta ola de contagios y se prepara para restablecer restricciones en algunas zonas del país.

El Nikkei, que agrupa a los 225 títulos más representativos del mercado, retrocedió 9,31 puntos, hasta 28.478,56 enteros.

El Topix, que incluye a las firmas de la primera sección, las de mayor capitalización, perdió un 0,07 % o 1,33 puntos, hasta situarse en 1.995,68 unidades.

El parqué tokiota abrió al alza después de que los inversores se lanzaran a la caza de gangas un día después de que el principal selectivo tokiota cayera casi un 3 %, su mayor descenso en medio año, por temor a un adelanto de la subida de tipos de interés en Estados Unidos y la incipiente nueva ola de covid en el archipiélago.

La plaza nipona cayó a terreno negativo poco antes de la media sesión y permaneció en pérdidas el resto de la jornada, por la inquietud ante el inminente restablecimiento de limitaciones comerciales y otras medidas epidémicas en las prefecturas de Okinawa, Yamaguchi y Hiroshima, en el sudoeste y oeste del país, y su posible implementación progresiva en otras regiones.

Los sectores del transporte terrestre y los dispositivos electrónicos cosecharon las mayores pérdidas, mientras que el de la minería y el bancario anotaron las principales ganancias.

El fabricante de equipos de análisis para componentes de chips Lasertec aglutinó el mayor volumen de operaciones del día y cayó un 1,7 %. La empresa de semiconductores retrocedió un 0,13 %.

El grupo de telecomunicaciones e inversión Softbak y la multinacional tecnológica Sony, segunda y tercera por transacciones, subieron un 2,17 % y un 0,58 %, respectivamente.

El fabricante automotor Toyota ganó un 1 %.

En la primera sección, 1.218 empresas bajaron frente a 853 que avanzaron, mientras que 114 cerraron sin cambios.

El volumen de negociación ascendió a 3,01 billones de yenes (22.990 millones de euros).