El Nikkei baja 0,93 % por el temor a un recorte acelerado de estímulos en EEUU

0
6
562448

BOLSA TOKIO CIERRE

Tokio, 17 jun (EFE).- El principal índice de la Bolsa de Tokio, el Nikkei, bajó un 0,93 % este jueves después de que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos apuntara a una subida de los tipos de interés antes de lo esperado, desatando el temor a un recorte acelerado de estímulos.

El Nikkei, que agrupa a los 225 títulos más representativos del mercado, retrocedió 272,68 puntos, hasta 29,018,33 enteros.

El Topix, que incluye a las firmas de la primera sección, las de mayor capitalización, cedió un 0,62 % ó 12,29 puntos, hasta situarse en 1.963,57 unidades.

El parqué tokiota abrió a la baja y se mantuvo en pérdidas toda la sesión, después de que el banco central estadounidense dijera al término de su reunión mensual sobre política monetaria que tiene previsto subir los tipos de interés en 2023, antes de lo esperado.

Esto generó temor a que la entidad empiece a retirar los estímulos que adoptó a raíz de la pandemia de la covid antes de lo previsto.

Las pérdidas en la plaza nipona se vieron, no obstante, limitadas por un cambio del yen favorable a los exportadores nacionales.

El sector servicios registró los principales retrocesos del día, junto al de los instrumentos de precisión y al farmacéutico.

El fabricante de maquinaria para construcción Komatsu registró la mayor caída entre las empresas que cotizan en el Nikkei, del 5,24 %; seguido por la farmacéutica Chugai (-3,74 %) y el proveedor de servicios médicos a través de internet M3 (-3,61 %).

El grupo Sofbank aglutinó el mayor volumen de operaciones de la jornada y sus acciones se depreciaron un 1,39 %.

Le siguieron por transacciones la desarrolladora y distribuidora de videojuegos Nintendo, que se revalorizó un 1,18 % y recuperó parte de las pérdidas de la víspera, cuando bajó un 2,79 %; y el fabricante de componentes electrónicos Lasertec, que escaló un 2,16 %.

En la primera sección, 1.409 empresas retrocedieron frente a 673 que avanzaron, mientras que 111 cerraron sin cambios.

El volumen de negociación ascendió a 2,28 billones de yenes (17.180 millones de euros).