El mundo de la política se despide del más célebre compositor de Grecia

0
3
655907

MIKIS THEODORAKIS

Atenas, 8 sep (EFE).- Personalidades de la vida política y cultural griega dieron este miércoles su último adiós a Mikis Theodorakis, fallecido la semana pasada a los 96 años, en una ceremonia religiosa que puso el punto final a dos días de peregrinación ciudadana a la catedral de Atenas, donde estaba instalada la capilla ardiente.

Entre los políticos de todos los partidos que desfilaron ante su ataúd se encontraba desde la presidenta del país, Katerina Sakelaropulu; el primer ministro, el conservador Kyriakos Mitsotakis; el líder del principal partido de la oposición Syriza, Alexis Tsipras, y del partido comunista KKE, Dimitris Kutsumbas.

“Hoy todos nos despedimos de Mikis Theodorakis, todas las generaciones y edades… Creó un universo musical único que combinaba la melodía bizantina con la música tradicional. Puso en nuestra boca las palabras de los principales poetas griegos”, dijo Sakelaropulu en sus palabras de despedida en la catedral.

La otra personalidad que tomó la palabra fue Kutsumbas, una de las pocas personas a las que el músico más universal que ha tenido Grecia en el siglo XX escribió una carta expresando sus últimas voluntades y en la que le comunicaba que moría como comunista.

“No nos vamos a despedir de ti, Mikis. Nunca te fuiste, fluyes por nuestras venas… ¡Inmortal Mikis, buen viaje!, dijo el líder del KKE, quien entró en la catedral entre los aplausos del millar de ciudadanos reunidos ante el templo para darle su último adiós.

El lugar de su entierro había sido estos días motivo de disputa entre lo expresado por el propio fallecido, ser inhumado en la isla de Creta, y su familia, que había optado por darle sepultura en el pueblo en el que Theodorakis tenía su segunda residencia, en la provincia de Corintía.

Finalmente, un tribunal dio por demostrado que había suficientes pruebas de que el músico había expresado claramente su voluntad, entre otras en una carta escrita en 2013 al entonces alcalde de la ciudad cretense de La Canea.

Así, las cosas, el cuerpo del compositor, poeta y político, emprenderá esta noche su último viaje, y lo hará en barco, también por voluntad expresa, hasta Creta, donde descansará junto a sus padres y hermano en Galatea, la cuna de su progenitor.

Theodorakis conquistó el mundo con obras como la banda sonora de la película “Zorba, el griego”, o el “Canto General” de Pablo Neruda, pero su repertorio de más de un millar de piezas abarca todos los géneros, desde la canción popular hasta la ópera.

Perseguido y torturado en la II Guerra Mundial, la Guerra Civil Griega y durante la Dictadura de los Coroneles, fue sobre todo defensor de la libertad, idea que plasmó en numerosas de sus obras.

Partiendo de la izquierda llegó a ser ministro sin cartera y diputado del Gobierno conservador de Konstantinos Mitsotakis, padre del actual primer ministro.

Al final de sus días volvió a sus orígenes políticos, como expresó en la citada carta al líder comunista KKE, publicada tras su muerte.

“Ahora, al final de mi vida, en el momento de sacar cuentas, los detalles desaparecen de mi mente y quedan las ‘cosas grandes’. Así veo que pasé mis años más críticos, fuertes y maduros bajo la bandera del KKE. Por eso quiero dejar este mundo como comunista”, afirmó.

655907655907