El ministro de Interior paraguayo dice que dimitirá si no frena la inseguridad

0
4
655151

PARAGUAY SEGURIDAD

Asunción, 7 sep (EFE).- El ministro del Interior de Paraguay, Arnaldo Giuzzio, anunció este martes cambios en la cúpula de la Policía Nacional para combatir una ola de delincuencia que ha generado alarma social, al tiempo que aseguró que renunciará al cargo si no se producen resultados entre 60 y 90 días.

Giuzzio dijo que esa renuncia, en caso de no darse ese objetivo, incluye al comandante de la Policía Nacional, Luis Arias, y a los nuevos responsables policiales designados, ocho comisarios repartidos en distintas tareas de seguridad.

“Yo al presidente le dejé mi renuncia en blanco. Tanto el comandante como este ministro tienen plazos. Si no hay resultados, obviamente vamos a dar un paso al costado”, dijo Giuzzio en la residencia presidencial, tras acordar los cambios con el mandatario, Mario Abdo Benítez.

Los cambios se dan tras una serie de hechos delictivos que ha conmocionado al país, dentro de una cadena de asaltos, ataques y robos que tienen como epicentro la capital, Asunción, y el departamento Central, el más poblado.

Al respecto, Giuzzio declaró que se tomó la decisión de hacer cambios dentro de la cúpula policial al entender “que esto va a descomprimir con ideas nuevas, con propuestas nuevas y generar decisiones dentro de los niveles de inseguridad que hoy se están presentando a nivel nacional”.

“Tienen que darse estos cambios.Necesitamos jugadores nuevos.Con eso no decimos que los anteriores no cumplieron, pero necesitamos otra dinámica, otra visión, una estrategia nueva”, explicó el ministro.

No obstante, Giuzzio incidió en que la prevención y las labores de inteligencia son las premisas marcadas por el Ministerio de cara a combatir la inseguridad.

“Afinar la inteligencia policial es clave para el éxito en los meses siguientes”, acotó.

En la rueda de prensa, el jefe de la Policía Nacional aprovechó para reseñar que en la actualidad hay 1.870 personas que recibieron medidas alternativas de prisión, de las cuales 1.380 eran reincidentes.