El ‘mejor de lo mejor’

0
112

Por Jacobo Strimling | [email protected]

• Leandro Manzo, pintor argentino radicado en la Ciudad Reina, obtuvo por tercer ocasión el premio BOB de ‘Best Visual Artist’ que otorga cada año la revista Charlotte.

Charlotte, NC.- “A mí me encanta Charlotte. Es como una ciudad en un gran bosque”, dice con tono de poeta Leandro Manzo sobre la urbe a la que llegó por primera vez en 2001 y a la que ha dedicado parte de su obra artística. Charlotte por su parte ha dicho sobre el pintor, eres el mejor, literalmente eres el “mejor de lo mejor”, y lo ha hecho en tres ocasiones.

Manzo se hizo acreedor este año del BOB Award (Best of the Best) que otorga la revista Charlotte. Antes, en 2015, los lectores de la publicación local lo distinguieron como el Mejor Artista con la exhibición ‘Eternal’ y en 2017 recibió, de nueva cuenta, doble reconocimiento, Mejor Artista y Mejor Exhibición Artística, por ‘Mar de Mares’ que también presentó en la galería LaCa Projects.

Durante todo el año y desde 1998, el equipo editorial de la revista Charlotte recorre la ciudad en busca de lo mejor de lo mejor, desde restaurantes hasta vida nocturna, desde cultura hasta shopping y también piden votar por sus sitios y personalidades favoritos, decenas de decenas de miles lo hacen, para después ser reconocidos con el premio BOB, en una noche de gala.

Las distinciones han sorprendido a Manzo, quien ocupa la mayor parte de su tiempo a la creación y poco a la autopromoción. El argentino deja que sus pinturas hablen por sí solas. Tiene su estilo, distintivo por su trazo, suelto y a la vez preciso. No se limita a una sola técnica de pintura, se comunica bien con óleos, acrílicos, acuarelas o tintas. En ocasiones son colores intensos, en otras obras solo el blanco y el negro bastan para expresar, a pinceladas, su enérgica pasión.

Nacido en Río Gallegos, Santa Cruz, en la Patagonia argentina, Leandro Manzo comenzó su carrera artística cuando solo tenía 13 años al presentar su trabajo en el Museo de Artes Visuales de Quilmes.

“Soy autodidacta”, subraya al explicar que no acudió a la escuela de Bellas Artes, sin embargo, aprendió a grandes artistas como Martínez Howard, con quien trabajó durante la década de los 90, época en la que se  mudó como 35 veces. “Andaba de conventillo en conventillo”, explica.

En Charlotte se estableció, por primera vez, cuando comenzaba el siglo actual, tras lo que el propio Manzo define como “un momento mágico”. Llegó de Miami como parte  de una muestra colectiva de artistas latinos y, encantado por la ciudad, buscó un apartamento donde vivir, por casualidad el posible arrendatario vio sus pinturas e inmediatamente le encomendó pintar un domo en su residencia. A cambio le brindo estancia en una de sus propiedades.

De ese primer trabajo en Charlotte, un mural sobre un techo, nació una gran amistad con la familia Clement y el primero de muchos coleccionistas de su pintura en la Ciudad Reina.

La marca de Manzo en Charlotte, además de verse colgada en decenas de paredes, se ha visto con seis exposiciones grupales y múltiples individuales. Una obra de su serie ‘Tango’ se reprodujo en un anuncio espectacular parte del proyecto ‘POP Art’ y varias más en ediciones del ‘Book of Lists’.

En un futuro el trabajo del pintor argentino podría ser parte de algunas de las iniciativas de arte público de la Ciudad. Trabaja arduamente para conseguirlo, a su estilo y con su estilo, que es como el propio Manzo define “lo que queda después de sacar todo lo que sobra”.

Charlotte Magazine’s 2018 BOB Awards Party
Viernes 1 de junio, 7:00 p.m
The Fillmore Charlotte
820 Hamilton St.
Entrada: $55

Leave a Reply