El líder talibán afirma apoyar el diálogo a pesar del rápido avance militar

0
5
597573

AFGANISTÁN CONFLICTO

Kabul, 18 jul (EFE).- El líder supremo de los talibanes, Hibatullah Akhundzada, mostró su apoyo este domingo a un acuerdo político para poner fin a dos décadas de guerra en Afganistán, a pesar de las rápidas ganancias territoriales que han logrado en los últimos meses a raíz de la retirada de tropas estadounidenses.

“A pesar de las conquistas y avances militares, el Emirato Islámico (como se autodenominan los talibanes) favorece enérgicamente un arreglo político en el país”, afirmó el líder en su mensaje con motivo de la festividad musulmana Eid-ul-Adha, conocida también como “la fiesta del sacrificio”.

Tras inicio de retirada de tropas estadounidenses el pasado 1 de mayo, los talibanes han capturado más de 130 centros de distrito en todo el país, particularmente en el norte de Afganistán.

Las tropas estadounidenses completarán su retirada del país el próximo 31 de agosto como parte del acuerdo que se alcanzó en febrero del 2020 en Doha entre los talibanes y EE.UU, unas conversaciones que abrieron las puertas a una mesa de negociación intraafgana que llevan 10 meses en curso sin haber logrado avance alguno.

Tanto el Gobierno afgano como los talibanes, se culpan mutuamente de mantener estancadas las conversaciones.

Tras varios meses sin reuniones, el Gobierno afgano y los talibanes comenzaron ayer una nueva ronda de negociaciones en Doha para reavivar las conversaciones de paz.

“Desafortunadamente, los partidos de la oposición todavía están perdiendo el tiempo. Nuestro mensaje sigue siendo que en lugar de depender de los extranjeros resolvamos nuestros problemas entre nosotros y rescatemos a nuestra patria de la crisis imperante”, dijo hoy Akhundzada.

“Si ellos (el Gobierno afgano) aceptan nuestra demanda de un sistema islámico puro, también aceptaremos todos sus derechos y demandas legales”, añadió.

Asimismo, el líder talibán criticó el reciente armamento de miles de civiles afganos como parte de los esfuerzos del Gobierno de Kabul para detener el rápido avance insurgente.

“Cuando uno no logra ganar nada con el apoyo de decenas de miles de fuerzas extranjeras, tampoco lo podrá lograr por sí mismo”, recalcó el líder, y agregó que los principales esfuerzos de los talibanes “están orientados a encontrar una solución a través del diálogo y la comprensión de todos los asuntos pendientes”.

En este sentido, Akhundzada aseguró que los talibanes buscan solidificar las relaciones diplomáticas, económicas y políticas con todos los países del mundo, incluido Estados Unidos.

“Aseguramos a todos los diplomáticos, embajadas, consulados, organizaciones humanitarias e inversores extranjeros que no se enfrentarán a ningún problema por nuestra parte. Su presencia es una necesidad de nuestro país, deben continuar su trabajo con tranquilidad y no sentir aprensión” por el avance talibán, dijo.

El líder talibán subrayó su compromiso con la libertad de expresión, siempre que beneficie los intereses nacionales y la ley islámica o sharía.

“Los periodistas deben continuar sus actividades teniendo en cuenta estos dos importantes factores y adhiriéndose a los principios del periodismo”, apuntó.

Akhundzada concluyó su discurso pidiendo a la generación con estudios de Afganistán que no abandone el país por miedo a los talibanes, en un momento en el que cientos de afganos están tratando de salir del país en los últimos meses, particularmente hacia Europa.