El líder laborista británico se confina por sexta vez por covid

0
4
786723

CORONAVIRUS R.UNIDO

Londres, 5 ene (EFE).- El líder del Partido Laborista británico, Keir Starmer, ha tenido que confinarse por sexta vez por covid, por lo que no podrá asistir este miércoles a la primera sesión del año de control parlamentario del Gobierno, informó un portavoz de la formación.

Starmer será sustituido por la número dos del partido, Angela Rayner, que se encargará de someter a escrutinio la gestión del primer ministro, el conservador Boris Johnson.

El dirigente de la oposición ha dado en esta ocasión positivo de covid-19, al igual que el pasado octubre, cuando, al tener que aislarse, se perdió la presentación del Presupuesto. El resto de confinamientos se han debido a que estuvo en contacto con personas contagiadas, incluidos sus hijos.

Con su ausencia de hoy, el líder laborista, que ayer presentó en un discurso su visión para el país con vistas a las próximas elecciones, no tendrá la oportunidad de poner en aprietos a Johnson, cuestionado por su gestión de la pandemia.

En particular, los laboristas han criticado que no se pongan medidas para ayudar a la veintena de hospitales que se han declarado en situación de emergencia, con limitación de servicios, debido a las bajas de personal provocadas por el virus.

Johnson dijo el martes, en una rueda de prensa, que se tratará de “vadear” la pandemia sin más restricciones, a pesar del aumento de los contagios por la variante ómicron y “la presión considerable” que sufre el sistema sanitario público.

Al comparecer esta tarde, a las 15 GMT, en la Cámara de los Comunes, se espera que el líder “tory” anuncie cambios en las directrices para realizarse pruebas PCR, a fin de agilizar el proceso y asegurar que hay suficientes disponibles para los empleados de sectores clave, como la educación o el sanitario.

Según fuentes del Gobierno, de ahora en adelante las personas que den positivo de covid con un test de antígenos no tendrán que confirmar el resultado con una PCR a menos que presenten síntomas, aunque deberán igualmente guardar cuarentena.

Además, podría eliminarse el requisito de hacerse un test de antígenos antes de viajar al Reino Unido desde el extranjero, si bien se mantendría la exigencia de hacerse una o más PCR, según el caso, una vez en el país.