El Liceo de Barcelona lleva “Lucia di Lammermoor” a los años 50 en EE.UU.

0
4
589039

ESPAÑA ÓPERA

Barcelona (España), 9 jul (EFE).- “Lucia di Lammermoor”, el tercer título más representado en el Liceo de Barcelona (noreste de España), vuelve a este escenario con una puesta en escena que acerca a nuestros días esta obra del siglo XIX y la sitúa en los años 50 en Estados Unidos, “justo antes de la época Kennedy”, según su directora, Barbara Wysocka.

El tenor mexicano Javier Camarena y la joven soprano estadounidense Nadine Sierra encabezan el reparto de esta producción de la Bayerische Staatsoper, que se podrá ver en el Gran Teatre del Liceu del 16 al 28 de julio.

“Lucia di Lammermoor”, de Gaetano Donizetti, narra la tragedia de una joven empujada a un matrimonio de conveniencia que enloquece, un argumento que conecta con nuestros días, según el director artístico del Liceu, Víctor García de Gomar, porque “plantea el tema de las enfermedades mentales en un momento en el que se prevé un fuerte incremento de estos trastornos”.

La directora polaca Barbara Wysocka también está convencida de que el tema es muy actual porque la situación de la protagonista, “una mujer fuerte que lucha por sus derechos”, está muy presente en nuestros días.

“He situado la acción en la época Kennedy porque la historia que narra ‘Lucia di Lammermoor’ podría haber pasado en esa época, de la misma manera que sigue pasando en muchos lugares hoy en día”, añadió.

Una apuesta “realista” que contrasta con la “escenografía metafórica” que ha elegido: “la copia de una sala de baile en ruinas de la ciudad de Detroit”.

“Es una obra que señala nexos entre realidad y ficción y entre pasado y presente”, indicó Víctor García de Gomar, por lo que el Liceu ha decidido programar una función para menores de 35 años el 27 de julio, con un elenco formado íntegramente por jóvenes cantantes y a precio reducido, en un intento de acercar la ópera al público joven.

A diferencia de la apuesta actualizada de Barbara Wysocka, Giacomo Sagripanti, que dirige la Orquesta Sinfónica y Coro del Gran Teatre del Liceu, ha optado por “una versión musicalmente clásica de uno de los títulos más exigentes e importantes del bel canto”, según el propio director.

“No he querido añadir elementos de música electrónica porque no creo que sean necesarios para atraer a los jóvenes, creo que los jóvenes pueden entender los sonidos naturales y la manera de trabajar artesanal de la lírica”, puntualizó.

Unos sonidos naturales que estarán acompañados sobre el escenario por proyecciones de imágenes que conectan la historia con referentes cinematográficos, como “Rebel Without a Cause” o “Bonnie & Clyde”.

“La ópera es un género muy completo porque une el teatro y la música, pero he querido añadir también el cine”, aclaró la directora de escena.

El prestigioso tenor Javier Camarena recordó que él ya interpretó el papel de sir Edgardo Di Ravenswood en el estreno de este mismo montaje en la ciudad alemana de Múnich y afirmó que se siente muy cómodo porque “esta versión apunta muy bien al mensaje de la obra y permite una reflexión que es útil para ir avanzando como sociedad”.

“Para mí esta obra tiene un mensaje claro: cuando alguien oprime a otro, siempre hay consecuencias”, manifestó en la misma línea la soprano estadounidense Nadine Sierra, que debuta con esta pieza en el Gran Teatre del Liceu.

Completan el reparto las voces de Alfredo Daza (lord Enrico Asthon), Emmanuel Faraldo (lord Arturo Buklaw), Mirko Palazzi (Raimondo Bidebent), Anna Gomà (Alisa) y Moisés Marín (Normanno).

589039