El Kremlin rechaza la petición de un grupo de senadores de EEUU de expulsar a 300 diplomáticos rusos

0
4
687773

RUSIA EEUU

Moscú, 6 oct (EFE).- El Kremlin rechazó hoy la petición de un grupo de senadores demócratas y republicanos estadounidenses de expulsar a 300 diplomáticos rusos, al señalar que se trata de “demandas irracionales” que llevan al sufrimiento de los pueblos de ambos países.

“Para expulsar tantos diplomáticos, primero deberíamos tenerlos. Se trata de demandas irracionales. Por lo visto, ellos ni siquiera están al tanto de cuántos diplomáticos rusos trabajan allí”, declaró el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, durante su conferencia telefónica diaria.

Peskov recordó que Washington lleva varios años apostando por “la suspensión total de las relaciones” con Moscú.

“Las medidas agresivas emprendidas por la anterior Administración (del presidente Donald Trump), que incluyeron el embargo de nuestras propiedades diplomáticas y otras acciones, no condujeron a nada bueno. Sufren los rusos y sufren los estadounidenses que no pueden recibir visados”, lamentó.

Los líderes de los comités de Relaciones Exteriores e Inteligencia del Senado Bob Menéndez, Mark Warner, Jim Risch y Marco Rubio, sugirieron este martes al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expulsar del país a 300 diplomáticos en respuesta a las restricciones impuestas por Moscú al personal diplomático estadounidense en Rusia.

Los senadores recordaron que en agosto pasado Rusia prohibió a la Embajada de EE.UU. contratar personal ruso o de terceros países, debido a lo cual la legación diplomática tuvo que despedir a 182 empleados y docenas de contratados.

El Ministerio de Exteriores de Rusia reaccionó la víspera ante esta propuesta, al afirmar a la prensa local que “quienes proponen este tipo de medidas por lo visto buscan el cierre de todas las instituciones estadounidenses en Rusia”.

“Deben ser conscientes de que la responsabilidad recaerá enteramente sobre ellos”, añadió la institución diplomática.

Exteriores precisó que en Washington “no hay tantos diplomáticos rusos” y supuso que los congresistas, “sin tener los conocimientos suficientes en materia de relaciones exteriores, contaron como personal diplomático también a los empleados de la representación rusa ante la ONU”.

Rusia obligó a EE.UU. a reducir su personal diplomático a partir del 1 de agosto después de que Washington expulsase a 10 diplomáticos rusos e impusiese sanciones a Moscú, con el argumento de que Rusia interfirió en las elecciones presidenciales de 2020 y dio cobertura a piratas informáticos que atacaron empresas estadounidenses.