El Kremlin niega que la crisis migratoria busque desviar atención de Ucrania

0
4
734577

POLONIA BIELORRUSIA

Moscú, 15 nov (EFE).- El Kremlin rechazó hoy las palabras del secretario de Estado de EEUU, Antony Blinken, quien dijo que la crisis migratoria en la frontera bielorruso-polaca busca desviar la atención de la concentración de tropas rusas cerca de Ucrania.

Blinken dijo este fin de semana que las acciones del presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, “buscan amenazar la seguridad, sembrar la división y distraer de las actividades de Rusia en la frontera con Ucrania”.

“Valoramos esa declaración como incorrecta, es una interpretación errónea de la situación con la crisis migratoria en la frontera bielorruso-polaca”, dijo el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.

Asimismo, aseguró que las palabras de Blinken son totalmente equivocadas y Rusia las rechaza.

Peskov reiteró que, tal y como dijo el mandatario ruso, Vladímir Putin, Moscú no tiene implicación alguna en lo que ocurre con los migrantes en la frontera bielorruso-polaca”.

Además, aseguró que es incorrecto “echar toda la culpa” en la crisis a Lukashenko.

La semana pasada Blinken ya expresó su preocupación por la “inusual” actividad militar de Rusia en la frontera con Ucrania, al remarcar que no se conoce con “claridad” la intención de Moscú.

El jefe de la diplomacia estadounidense advirtió a Rusia que cometería “un error grave si intenta volver a hacer” lo ocurrido en 2014 en referencia a la ocupación de las regiones de Donbás y Crimea.

Moscú, a su vez, afirmó que todos los desplazamientos de sus tropas se producen dentro de sus fronteras y no amenazan a nadie.