El índice de tabaquismo se reduce en EEUU a niveles “históricamente bajos”

0
82

Atlanta, 24 ene.- El índice de tabaquismo se ha reducido a niveles “históricamente bajos” en Estados Unidos, aunque su consumo se mantiene como la principal causa de muerte y enfermedad prevenible en el país, de acuerdo al reporte anual de la Asociación del Pulmón de EE.UU. divulgado hoy.

El reporte destaca la necesidad de enfocar los esfuerzos en los estados y las poblaciones con un mayor índice de tabaquismo en un país en el que cada año mueren a causa de enfermedades relacionadas con esta adicción 480.000 fumadores y 41.000 fumadores pasivos.

“Todos los estadounidenses merecen la oportunidad de vivir una vida saludable, libre de los efectos devastadores del tabaco”, declaró el presidente de ALA, Harold P. Wimmer, en un comunicado.

El informe enfatiza que aún existen poblaciones “vulnerables” a las que las autoridades deben dirigir mayores esfuerzos para reducir el impacto que tiene el tabaquismo en ellas.

“Nuestros líderes deben implementar estrategias de control de tabaco con resultados comprobados en todas las comunidades, especialmente para los jóvenes y quienes usan altos niveles de tabaco”, indicó el representante de la organización.

El 16,4 % de los adultos (cerca de 39 millones) y el 8 % de los estudiantes de secundaria fumaron cigarrillos en 2016 (últimos datos disponibles), aunque persisten disparidades significativas entre los distintos estados debido a las diferencias entre las políticas implementadas, indica el reporte.

Los investigadores determinaron que entre las poblaciones en mayor riesgo de tabaquismo y de las complicaciones asociadas a este, se encuentran las personas bajos recursos, aquellas con problemas de adicción o con falta de cobertura médica, así como los indígenas y los nativos de Alaska.

“Sabemos qué es lo que funciona, solo necesitamos la voluntad política para hacerlo realidad. No hacerlo pone los pulmones y las vidas de la gente en riesgo, lo cual es simplemente inaceptable”, señaló Wimmer.

De acuerdo con el informe, el Gobierno federal obtuvo una puntuación de “A” en cuanto a campañas contra tabaquismo en medios masivos por la labor de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) sobre este tema.

No obstante, una medida de la Administración Federal de Alimentos y Medicamentos (FDA) que retrasaría por cuatro años la implementación de nuevas regulaciones a los productos de tabaco, le ha valido una calificación de “F”.

La organización se mostró optimista ante una nueva medida que se implementará en 2018 en los complejos federales de vivienda de asistencia social, que exigirá que sean zonas libres de tabaco, lo cual aseguran beneficiaría a cera de 716.000 niños y más de 320.000 adultos mayores.

Con respecto a los estados, Kentucky y Carolina del Sur fueron los que proveyeron mayores opciones de asistencia para dejar de fumar a poblaciones de escasos recursos, de acuerdo con el reporte.

Asimismo, en los estados de Luisiana (Baton Rouge) y Texas (Fort Worth) se llevaron a cabo ciertos avances a nivel local al aprobar medidas a favor de zonas libres de tabaco, aunque a nivel estatal no fue aprobada ninguna ley en 2017.

Los estados de Nueva Jersey, Oregón y Maine aprobaron medidas para aumentar la edad mínima para comprar productos de tabaco a 21 años, mientras que varias ciudades como San Francisco, Oakland, Minneapolis y St. Paul pasaron ordenanzas locales que prohíben la venta de productos con sabor a menores de edad.

“A pesar los progresos, el consumo de tabaco sigue siendo la principal causa de muerte y enfermedad prevenible en el país. No es ningún misterio cómo acabar con la epidemia de tabaquismo: promulgar políticas eficaces comprobadas”, dijo Wimmer.

Thomas Carr, director nacional de políticas de ALA, señaló que la amplia oferta de productos de tabaco con sabores es uno de los mayores retos que enfrentan para reducir el consumo entre los más jóvenes.

“Uno de los principales factores que ha atraído a los jóvenes a los productos de tabaco, es el sabor, y es por ello que ALA cree que la FDA debe tomar medidas respecto a esto”, dijo a Efe Carr.

La organización apunta al aumento de los impuestos al tabaco como una de las vías más efectivas de reducir el consumo de tabaco entre los jóvenes, pero señalan que hubo pocos avances a nivel estatal en esa dirección en 2017

“En la Asociación Americana del Pulmón tenemos claro los asuntos por los que tenemos que luchar en 2018 y vamos a enfocar todos nuestros esfuerzos por impulsarlos a nivel estatal y federal”, indicó Carr. EFEUSA

SHARE

Leave a Reply