El desempleo en EEUU cae a su nivel más bajo desde el inicio de la pandemia

0
4
650738

DESEMPLEO EEUU

Washington, 3 sep (EFE News).- El desempleo en Estados Unidos disminuyó al 5,2 % en agosto, el nivel más bajo desde el comienzo de la pandemia, en un magro consuelo para el Gobierno del presidente Joe Biden, tras dos semanas nubladas por un huracán, la retirada de Afganistán y el aumento de los casos de covid-19.

“El índice de desempleo es el más bajo en 18 meses”, dijo Biden desde la Casa Blanca, después de que se dieran a conocer los datos.

“Lo que vemos es una recuperación económica fuerte -agregó- y hemos añadido un promedio de 720.000 empleos en cada uno de los últimos tres meses”.

El presidente aseguró que la creación de empleo ha crecido en cada uno de los siete meses de su Gobierno: “Estados Unidos es el único país desarrollado cuya economía es ahora más grande que antes de la pandemia”.

La Oficina de Estadísticas Laborales (BLS, en inglés) informó este viernes que la mayor economía del mundo añadió en agosto unos 235.000 empleos, la cifra más baja en siete meses y después de sumar 1,1 millones en julio.

El aumento del empleo estuvo por debajo de los cálculos de los analistas, que esperaban la adición de unos 730.000 puestos de trabajo, y la contratación de personal fue notablemente floja en los servicios que requieren relaciones de persona a persona.

El informe de BLS coincide con un incremento en los nuevos casos de coronavirus y su variante delta. En agosto aumentó en alrededor de 400.000, hasta 5,6 millones, el número de personas que decían que no podían encontrar empleo por razones vinculadas con la pandemia.

Los datos del mercado laboral podrían afectar las decisiones de la Reserva Federal (Fed) que, después de los enormes estímulos aprobados para paliar la pandemia, considera ahora un cambio de rumbo en su política monetaria.

El empleo en el sector privado se incrementó en 243.000 puestos de trabajo, comparados con los 78.000 añadidos en julio, mientras que el sector gubernamental perdió en agosto 8.000 empleos.

Las remuneraciones por hora de los trabajadores subieron el mes pasado un promedio del 0,6 % a 30,37 dólares y han aumentado un 4,3 % en un año.

Los datos de los últimos meses indican que la demanda creciente de mano de obra, como consecuencia de la reactivación de la economía, ha puesto presión para el aumento de sueldos.

El contingente de personas desempleadas disminuyó en agosto en 443.000 y se ubicó en 2,5 millones, según BLS, pero sigue 1,2 millones más alto que en febrero de 2020 cuando la pandemia impactó en el mercado laboral estadounidense.

En agosto también disminuyó la cifra de las personas que han estado desempleadas por 27 o más semanas, con una reducción de 246.000 trabajadores, y se situó en 3,2 millones, frente a los 2,1 millones de febrero de 2020.

“En agosto hubo aumentos notables del empleo en los servicios profesionales y de negocios, el transporte y los almacenes al por mayor, la educación privada, la manufactura y otros servicios”, señaló BLS.

El sector fabril añadió en agosto 37.000 puestos de trabajo, de los que 24.000 ocurrieron en la manufactura de vehículos automotores y sus partes.

El empleo en las actividades de ocio y hostelería se mantuvo sin cambios después de un agregado promedio de 350.000 puestos de trabajo cada mes en el último semestre.

BLS informó ayer que la cifra semanal de solicitudes de la prestación por desempleo en Estados Unidos bajó la semana pasada a 340.000, comparada con las 354.000 de la semana anterior.

El promedio de solicitudes en cuatro semanas, una medida que compensa los altibajos semanales, se ubicó en 355.000, frente a las 366.750 de la semana anterior.

De acuerdo a BLS, en el periodo de siete días que concluyó el 21 de agosto había 2.748 millones de personas que percibían esta prestación social frente a las 2.908 millones de la semana anterior.

Las solicitudes semanales del subsidio por desempleo subieron a la cifra sin precedentes de 6,8 millones a finales de marzo del año pasado y desde entonces han ido disminuyendo con altibajos a medida que la economía ha ido retornando gradualmente a la actividad.