El incierto futuro de las viudas indias del coronavirus

0
5
550414

CORONAVIRUS INDIA

Nueva Delhi, 7 jun (EFE).- La devastadora segunda ola del coronavirus en la India ha arrebatado a muchas familias de su único sustento económico, que en este país patriarcal suele recaer en el hombre, dejando a las viudas y a su hijos ante un incierto futuro.

Sonia, de 40 años, reside en una aldea del estado norteño de Uttar Pradesh y ahora se tiene que hacer cargo sola de sus cuatro hijos después de que su esposo, única fuente de ingresos de la familia, falleció el pasado 13 de mayo de coronavirus.

La pérdida de su marido ha obligado a Sonia a buscar trabajo para poder mantener a su familia.

“No puedo arrojar a mis hijos a un futuro incierto. (Mi esposo) siempre había soñado con dar una buena educación a nuestros hijos”, señaló a Efe la viuda.

Su marido tuvo que esperar durante horas para ser atendido en un hospital hasta que finalmente murió por falta de oxígeno.

“Ahora nos quedamos a nuestra suerte. Hemos perdido nuestro mundo. (Mi esposo) siempre nos sostuvo, como una roca. Ahora hemos perdido nuestro único punto de apoyo”, lamentó.

MAS DE 30.000 NIÑOS AFECTADOS

Según una agencia del Gobierno indio para la protección de los derechos del niño, se estima que más de 30.000 niños se han visto afectados durante la pandemia desde el año pasado.

En este sentido, casi el 40 % de los afectados se encuentran en el grupo de edad de 8 a 13 años y requieren de atención urgente, de acuerdo con los datos.

La Comisión Nacional para la Protección de los Derechos del Niño (NCPCR) advirtió la semana pasada al Tribunal Supremo que más de 3.600 son huérfanos, mientras que un número significativamente mayor de más de 26.000 perdieron a al menos uno de sus padres.

Además, casi 275 niños fueron abandonados desde el inicio de la pandemia en el país asiático.

La NCPCR destacó, no obstante, que la muerte de los padres se pudo deber a algún motivo no relacionado directamente con la covid-19, y agregó que las cifras podrían ser mayores, ya que puede haber todavía muchos casos que no se han notificado.

Estos niños empujados a la pobreza preocupan a las autoridades indias porque pueden ser vistos como blancos fáciles para la trata, por lo que la NCPCR expuso al máximo tribunal indio un plan de acción para rastrear a los niños y familias más vulnerables.

Además, varias regiones de la India han anunciado iniciativas para la asistencia y el cuidado de los niños que han perdido a uno o ambos padres a causa de la pandemia, una preocupación a la que también se suma el Gobierno del país.

“Los niños representan el futuro del país y el país hará todo lo posible para apoyar y proteger a los niños”, apuntó el primer ministro indio, Narendra Modi, tras una reunión celebrada a finales de marzo en la que se habló de los pasos a seguir para dar apoyo a los menores que han perdido a sus padres por la covid.

UN FUTURO INCIERTO

Tras perder a su marido por la covid-19 el mes pasado, Roma, una mujer de unos 50 años que reside en una aldea situada a unos 60 kilómetros de Nueva Delhi, se encuentra en plena búsqueda activa de empleo para mantener a sus tres hijos.

“Era el único miembro de la familia que ganaba dinero”, anotó a Efe, y añadió que no estaba segura de que sus hijos pudieran continuar sus estudios después de la muerte de su padre.

Su caso es similar al de Mithlash, que quedó viuda a cargo de sus tres hijos después de que su marido Rajpal Singh, un vendedor de verduras, falleció el pasado 12 de mayo por coronavirus.

“Vendía verduras para mantener a la familia y estaba haciendo todo lo posible para que nuestros hijos completaran sus estudios y tuvieran así días más brillantes que los que hemos vivido”, pero ahora,”todo lo que ha dejado atrás es un montón de sueños rotos y un futuro incierto”, contó a Efe.

550414550414