El hermano del héroe Masud asegura que la resistencia sigue viva en Afganistán

0
3
654492

AFGANISTÁN CONFLICTO CONFERENCIA

Ginebra, 7 sep (EFE).- El político afgano Ahmad Wali Masud, hermano del líder antitalibán Ahmad Sha Masud (asesinado en 2001), aseguró hoy que la resistencia en el valle del Panjshir, ahora liderada por su sobrino, continúa haciendo frente a los talibanes, y pidió a la comunidad internacional que no reconozca ese régimen.

En una conferencia celebrada en Ginebra, que homenajeó la figura de su hermano cuando se cumplen casi 20 años de su muerte -fue asesinado dos días antes de los atentados del 11-S- Wali Masud afirmó que Panshir continúa resistiendo, pese a que los talibanes afirmaron este lunes haber tomado el valle.

“Hay talibanes y grupos terroristas en las carreteras del valle, pero es una zona muy montañosa, llena de subvalles donde se refugian miles de guerrilleros”, afirmó Wali Masud en declaraciones a Efe, tras recordar el histórico pasado de resistencia de esa zona, también frente a comunistas y soviéticos.

Pese a que Afganistán es de facto nuevamente un régimen talibán, tras la caída de Kabul en sus manos el 15 de agosto, el hermano del llamado “León de Panjshir” afirmó que sigue habiendo esperanza para ese país, tras los 20 años de cambios experimentados.

“Tenemos un pueblo consciente de su situación, que quiere mantener sus derechos y no piensa rendirse al terrorismo, el extremismo y una limitadora interpretación de la sharia (ley islámica)”, destacó a Efe.

Wali Masud añadió que está en “contacto constante” con su sobrino Ahmad Masud, actual líder de la resistencia antitalibán, y afirmó que el hijo del León de Panjshir se encuentra en “un lugar seguro”.

Respecto a la decisión estadounidense de retirarse de Afganistán y negociar con ellos en Doha, afirmó que “han decepcionado a nuestro pueblo, vendiéndolo a los terroristas y cometiendo un gran error”.

Los políticos estadounidenses, subrayó, “pueden pensar que el acuerdo les beneficiará a corto plazo, pero más adelante se verán también afectados por el terrorismo, al igual que Europa”.

También subrayó, en referencia a la comunidad internacional, que “cometería el mayor de los errores” si decide reconocer el régimen talibán a cambio de que éste continúe permitiendo la evacuación de ciudadanos extranjeros o refugiados afganos.

“Incluso en Irán, un país criticado por la comunidad internacional, el presidente Ebrahim Raisi ha afirmado que sólo reconocerá a los talibanes si éstos cumplen la voluntad del pueblo y celebran elecciones”, defendió Wali Masud.

En la conferencia de hoy, celebrada en una universidad de Ginebra, el político afgano, presidente de la fundación creada en honor a su hermano, insistió en el abandono al que EEUU ha condenado al pueblo afgano, después de 20 años de colaboración que se iniciaron con una causa común, la lucha antiterrorista.

“El terrorismo no sólo se limita a Afganistán. Hace 20 años mi hermano advirtió en Estrasburgo que podría acabar siendo un problema para todos. Poco después era asesinado, y como no se le escuchó hay ahora toda una red que implica a Al Qaeda, el Estado Islámico, los talibanes y otros grupos”, afirmó.

Las fuerzas lideradas por su sobrino, subrayó, “resisten y resistirán, y el mensaje que queremos dar es el que, por favor, no nos abandonen”.

En la conferencia universitaria también participó el intelectual francés Bernard-Henri Lévy, conocedor de la realidad en Afganistán y en Oriente Medio, quien coincidió en que el acuerdo entre Washington y los talibanes en Doha es “uno de los actos diplomáticos más inesperados y escandalosos jamás vistos”.

“La comunidad internacional y EEUU decidieron ofrecer en bandeja de plata Afganistán a una organización islamista, oscurantista, fascista, ilegal y que se encuentra en nuestra lista negra (…) en un acto absurdo y de gran ceguera”, declaró en su intervención.

Sobre la actual resistencia en Panjshir, Lévy también mostró moderado optimismo y señaló que “el león puede perder una batalla, pero sigue siendo un león”.

“Cuando todo el mundo estaba aceptando el régimen talibán, Ahmad Masud decidió ser el único en decir no a un nuevo telón de acero”, concluyó el intelectual francés, quien llegó a comparar su resistencia con la del general Charles de Gaulle frente al nazismo en la Segunda Guerra Mundial.

Antonio Broto