El hermano del funcionario surcoreano muerto cree que no quería desertar al Norte

0
17
288327

COREA CONFLICTO

Seúl, 29 sep (EFE).- El hermano del funcionario surcoreano que murió la semana pasada por disparos de tropas norcoreanas cuando lo encontraron a la deriva en sus aguas territoriales dijo este martes que no cree que su hermano quisiera desertar al Norte tal y como indica Seúl.

Lee Rae-jin, hermano del funcionario fallecido el pasado martes, reclamó hoy, en una rueda de prensa ofrecida en el Club de Corresponsales extranjeros de Seúl, una investigación internacional para aclarar el “crimen salvaje” cometido contra su hermano ante las versiones contradictorias que Norte y Sur han dado sobre el caso.

También pidió a Seúl y a Pionyang esfuerzos para recuperar su cadáver de las aguas del Mar Amarillo, así como una versión más detallada de lo sucedido y una mayor transparencia por parte del Gobierno surcoreano.

“Me gustaría saber qué sucedió, cómo se fue desplazando cuando aún estaba al Sur de la frontera marítima occidental y también encontrar el cuerpo de mi hermano obteniendo una explicación precisa de las autoridades”, explicó Lee.

El hombre reclamó también una disculpa del Gobierno surcoreano por decir que su hermano aparentemente quería desertar, una versión que hoy mismo respaldó la Guardia Costera basándose en una investigación en la que se ha analizado inteligencia militar o la dirección de las corrientes el día de su desaparición.

“Mi hermano pequeño fue capitán durante largo tiempo y un patriota con un fuerte sentido de sus obligaciones que se dedicó en cuerpo y alma al país durante ocho años como funcionario”, dijo Lee.

Seúl confirmó el pasado miércoles que el funcionario, que desapareció el lunes cuando trabajaba de primer oficial en un buque del Ministerio de Pesca cerca de la frontera marítima en el Mar Amarillo, había muerto por disparos del ejército norteño, que incineró después su cadáver.

Por su parte, Pionyang defiende que el hombre dio muestras de querer huir y que le dispararon y procedieron a quemar después el “objeto flotante” al que se agarraba (no su cadáver), respetando en todo momento sus protocolos de seguridad fronteriza y epidemiológica.

Lee participó en las partidas de búsqueda iniciales para dar con su hermano y cree también que el Gobierno surcoreano no desplegó los efectivos necesarios con suficiente prontitud para hallarlo antes de que se aventurara en aguas norcoreanas.

También denunció que las autoridades de Seúl no se han esforzado por ponerse en contacto con él y que por ello de muchos detalles se ha enterado a través de los medios, algo que en su opinión constituye una “violación de los derechos humanos”.

288327

Leave a Reply