El hallazgo de “casas de seguridad” sigue al alza y bate récords en El Paso

0
7
705005

INMIGRACIÓN FRONTERA

Miami, 21 oct (EFE).- El hallazgo de “casas de seguridad” sigue al alza en el oeste de Texas y el sur de Nuevo México después de que batieran marcas históricas en El Paso, donde las autoridades encontraron un número récord de más de 3.200 inmigrantes en más de 306 de estos escondites en el pasado año fiscal.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó este jueves en un comunicado que la tendencia se mantiene y que los agentes de la Patrulla Fronteriza han descubierto 15 “casas de seguridad” en lo que llevamos de año fiscal 2022, que empezó el pasado día 1 de octubre.

En los últimos casos los agentes fronterizos descubrieron a medio centenar de indocumentados escondidos en estas “casas de seguridad”, donde los traficantes de humanos mantienen a los migrantes encerrados, en algunos casos durante varios días y en pésimas condiciones.

El pasado 17 de octubre, los agentes arrestaron a un ciudadano estadounidense que intentaba pasar de contrabando a cuatro personas a través de un puesto de control en Las Cruces (Nuevo México), y durante el interrogatorio al que se le sometió se obtuvo información sobre un presunta “casa de seguridad” escondite en Vinton (Texas).

Hasta allí fueron uniformados de varias agencias federales, que hallaron a 20 migrantes, entre los que había nacionales de Bolivia, El Salvador, Guatemala, Honduras y México.

Dos días después, agentes de la Patrulla Fronteriza de Deming (Nuevo México) rastrearon a un grupo de migrantes que ingresaron ilegalmente a Estados Unidos hasta una propiedad abandonada ubicada en Columbus (Nuevo México), donde se encontraron 31 migrantes “apretujados dentro de la pequeña casa móvil”.

“Los agentes de la Patrulla Fronteriza del Sector de El Paso (Texas) continúan interrumpiendo con éxito las acciones ilícitas de las Organizaciones Criminales Transnacionales (TCO)”, dijo la agente en jefe de la Patrulla del Sector de El Paso, Gloria I. Chávez.

Las cifras récord de hallazgos de migrantes en “casas de seguridad” en El Paso se produjeron en un año fiscal en el que se superarán las cifras históricas en la llegada de migrantes a la frontera de los EE.UU. y México.

Según datos de la CBP a los que tuvo acceso “The Washington Post”, el pasado año fiscal fueron interceptados en la frontera sur más 1,7 millones de migrantes, lo que supone triplicar la media de la última década.