El guion previsto

0
3
629088

CICLISMO VUELTA

Burgos, 15 ago (EFE).- La segunda etapa de La Vuelta 2021, un paseo por tierras burgalesas entre Careluega y la capital ha seguido el guion previsto de antemano, el de una fuga inicial protagonizada por los equipos españoles Pro Continental, preocupación por el viento durante el camino y sprint final en el barrio de Gamonal.

Incluso se ha sumado algo ya habitual en el ciclismo de los últimos tiempos en las primeras jornadas de las grandes vueltas por etapas: una caída. Y, claro, damnificados.

Hoy los que más los ingleses Adam Yates y Hugh Carthy, el ruso Pavel Sivakov, el español David de la Cruz y el alemán Maximilian Schachmann, quienes se dejaron entre medio minuto y dos minutos y medio. Fue a poco más de 4 kilómetros para la meta y el Bora de Schachmann fue el principal perjudicado.

Ya entonces el pelotón se estaba embalando hacia una cita a la que solo faltó el francés Arnaud Demare, que no lleva buen año. Si estuvieron, como se esperaba, los centroeuropeos con acento nórdico, el belga Jasper Philipsen, que ganó y el danés Fabio Jakobsen. Y el colombiano Juan Sebastián Molano, valiente lanzando la ‘volata’.

El resto de la etapa estuvo protagonizada por quienes debía. Corredores de los equipos Pro Continental españoles, Burgos-BH, Caja Rural y Euskaltel-Esukadi, para corresponder a la invitación de la organización.

También como tocaba, el más aguantó fue el local, el del Burgos, Diego Rubio, que alargó su aventura dejando atrás a Sergio Martín y Xabi Azparren.

Hoy se cumplió el guión, como también se cumplió en la crono de la primera etapa: ganó Primoz Roglic, que lleva tres años con la Roja a cuestas.

Y, curioso ante lo parco de sus declaraciones habituales, el propio Roglic marcó el guion de mañana. “Seguramente habrá diferencias entre los favoritos”, tiene claro el esloveno, que reparó en una de esas obviedades en las que nadie piensa antes de citas de la relevancia de la del durísimo Picón Blanco. “Lo primero es llegar al puerto”, avisó.

También habló de la influencia del viento, al que se esperaba hoy pero no de cara, como ha soplado, sino lateral para llenar la carretera de abanicos. Habrá que ver si, aún apareciendo, alguien se atreve. Porque lo que marca el guión es pelea de tú a tú entre favoritos en la subida final. ¿Se cumplirá?.

Ramón Orosa