El gremio periodístico de El Salvador no descarta la persecución gubernamental

0
3
509065

EL SALVADOR PRENSA

San Salvador, 3 may (EFE).- La Asociación de Periodistas de El Salvador (APES) denunció este lunes un pronunciado incremento en las vulneraciones a la libertad de prensa y no descartó que en medio de la situación política que enfrenta el país se dé persecución a comunicadores.

La presidenta de la APES, Angélica Cárcamo, lamentó en una conferencia de prensa que no exista una ley de protección de periodistas, por lo que el gremio podría enfrentar situaciones similares a las registradas en Guatemala, Honduras y Nicaragua.

“Lo de este fin de semana nos acerca en muy corto tiempo a como están esos países”, indicó en referencia a la destitución, a su juicio inconstitucional, de magistrados de la Corte Suprema y del fiscal general por la Asamblea Legislativa, de amplia mayoría oficialista.

Con la instalación de la nueva legislatura, el presidente Nayib Bukele concretó su influencia en dicho órgano y diversos sectores consideran que se amplió hasta la Corte Suprema con la destitución de magistrados y el nombramiento de otros afines al Gobierno.

“Nosotros no descartamos que en los próximos días pueda haber persecución a medios de comunicación, que se pueda intentar amedrentar a los medios privados, (…) que puedan haber despidos y persecución a periodistas”, añadió Cárcamo.

César Fagoaga, síndico de la APES, indicó que “ahora mismo hay una vocación de opacidad de parte del Gobierno” y una “determinación de tener bajo reserva información pública”, como los gastos hechos durante la pandemia de la covid-19.

ATAQUES SE DUPLICAN

De acuerdo con cifras de la APES, entre enero y abril pasados las agresiones contra la prensa se elevaron más de un 109 %, pasando de 54 en 2020 a 113 en el referido lapso de 2021.

Las afectaciones más recurrentes son la agresión (68), bloqueos de acceso a la información pública (10), declaraciones estigmatizantes (10) y acoso digital (5).

La organización de periodistas indicó en un comunicado que estas vulneraciones provienen principalmente de la Policía Nacional Civil (PNC) y funcionarios.

“Tales ataque promovido por el presidente (Nayib Bukele) y algunos funcionarios públicos revelan una grave violación a la libertad de expresión en el país”, subrayó la APES.

El Salvador bajó 8 puestos en la clasificación anual de Reporteros Sin Fronteras (RSF) hasta el 82, una de las mayores caídas del mundo a causa de las dificultades impuestas a quienes querían informar sobre la covid.

El Salvador y Brasil, según el informe, lideran la degradación de la prensa en América Latina, donde la crisis sanitaria de la covid-19 habría servido de excusa a varios países para dificultar aún más el trabajo de los periodistas.