El Gobierno yemení condena la llegada “clandestina” de embajador iraní a Saná

0
7
311398

YEMEN IRÁN

Saná, 18 oct (EFE).- El Gobierno reconocido internacionalmente por la ONU del Yemen condenó hoy la llegada “clandestina” del nuevo embajador de Irán a la capital, Saná, controlada por los rebeldes chiíes hutíes respaldados por Teherán y sobre cuyo aeropuerto existe un bloqueo aéreo impuesto por la coalición árabe liderada por Arabia Saudí.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores yemení condenó “en los términos más enérgicos” la llegada “clandestina de uno de los miembros del régimen iraní a la República del Yemen que fue nombrado como embajador ante la milicia golpista hutí” en Saná, la capital yemení controlada por los rebeldes desde 2014.

El nuevo embajador iraní en Yemen, Hassan Irloo, llegó ayer a la capital, después de que su predecesor abandonara el país en 2015 junto con las otras legaciones diplomáticas extranjeras por motivos de seguridad, y presentó sus credenciales a las autoridades rebeldes hutíes.

El Ministerio de Exteriores yemení calificó esta acción de “clara violación del derecho internacional y de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas” y urgió a la comunidad internacional a condenar la “flagrante injerencia” de Irán “en los asuntos internos del Yemen”.

Asimismo, el Gobierno denunció el “contrabando de armas e individuos” entre Irán y los hutíes, que va en contra la resolución 2216 del Consejo de Seguridad de la ONU, que impone un embargo sobre el suministro de armas a los rebeldes hutíes y a sus aliados.

La llegada del embajador iraní se produjo el mismo día que más de 1.000 prisioneros de guerra fueron intercambiados por vía aérea entre el Gobierno y los hutíes, el mayor canje en los más de cinco años de guerra en el Yemen.

La coalición militar árabe liderada por Arabia Saudí que interviene en el Yemen en favor del Gobierno reconocido internacionalmente controla el espacio aéreo del país y desde 2016 ha impuesto un bloqueo por el que solo deja acceder al aeropuerto de Saná a los aviones de la ONU y otras organizaciones humanitarias.

Ante esta situación, medios afines al Gobierno yemení publicaron informaciones acusando a la ONU de facilitar el traslado del embajador iraní, por lo que la oficina del enviado especial de Naciones Unidas para el Yemen negó hoy en Twitter “la participación en el traslado de Hassan Irloo a Saná”.

Irán es el único país que reconoce y mantiene relaciones diplomáticas con las autoridades hutíes del Yemen, quienes en 2019 nombraron a un embajador afín a los rebeldes en Teherán.

Leave a Reply