El Gobierno sirio lanza un asalto a un enclave opositor y le da un ultimátum

0
6
652540

SIRIA CONFLICTO

Damasco, 5 sep (EFE).- Las fuerzas gubernamentales sirias lanzaron la pasada noche un asalto con tanques y fuego de artillería contra el barrio opositor de Deraa al Balad, en la capital de la provincia sureña de Deraa, y advirtió a los insurgentes de que tienen hasta mañana para aceptar el acuerdo tras fracasar el último para terminar con meses de asedio, informó este domingo una fuente militar.

El informante, que se encuentra en Deraa y pidió el anonimato, aseguró que esta última ofensiva está siendo la más violenta desde que comenzó el asedio y que las fuerzas gubernamentales lograron abatir a varios rebeldes sin precisar una cifra y destruir un depósito de munición de estos.

Horas después del asalto, la misma fuente militar señaló que el Gobierno sirio ha dado a “los grupos armados de Deraa al Balad hasta mañana, como plazo final, para aceptar todas las condiciones impuestas por el estado sirio”.

El ataque comenzó después de que los rebeldes de este barrio, en el que se originó la revuelta contra el presidente Bachar al Asad en 2011, que rehusaban a entregar sus armas se negaran a abandonar la ciudad.

El acuerdo, tras varias semanas de negociaciones, había entrado en vigor el miércoles pero se rompió dos días después entre acusaciones cruzadas sobre el tema de la entrega de las armas y los mecanismos para hacerla efectiva.

En la tarde del sábado, los mediadores de Rusia, que apoya al presidente Al Asad y que en Deraa ha estado intentando lograr una rendición pactada de los rebeldes, habían dado un ultimátum de unas pocas horas para que aquellos combatientes que no quisieran entregar las armas abandonaran la ciudad-

Pusieron a su disposición varios autobuses para que fueran trasladados con garantías a la provincia noroccidental de Idlib, último bastión opositor en Siria, pero se negaron.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó en un comunicado que el avance del Ejército sirio de la pasada noche fue repelido y que tras ello se intensificó el lanzamiento de proyectiles contra Deraa al Balad.

La ONG, con sede en el Reino Unido pero una amplia red de colaboradores sobre el terreno, aseguró que tras un periodo de calma en la madrugada del domingo se reinició el bombardeo del barrio con intensidad mientras se producían varios vuelos de reconocimiento sobre la zona.

Además de la entrega de armas, el Ejército sirio exigía a los rebeldes el exilio de la ciudad de algunos de sus combatientes, el establecimiento de varios puestos de control y la realización de inspecciones con el objeto de aumentar su control sobre la provincia de Deraa.

Deraa al Balad estuvo en manos de los rebeldes desde poco después del inicio de la revuelta contra Al Asad en 2011, que se originó en la ciudad y desde allí se extendió al resto de la nación, hasta que los opositores locales firmaron un pacto de rendición con mediación rusa en 2018.