El Gobierno salvadoreño deja inspeccionar el archivo civil de la masacre de El Mozote

0
5
308049

EL SALVADOR MATANZA

San Salvador, 15 oct (EFE).- El Gobierno salvadoreño permitió este jueves que el juez del proceso penal por la masacre de 1.000 campesinos en El Mozote (1981) y un grupo de expertos inspeccionaran el Archivo General de la Nación (AGN), después de que el Ejército bloqueara la diligencia en cuatro unidades militares.

El juez de la causa, Jorge Guzmán, llegó hasta las instalaciones del AGN, ubicado en el Palacio Nacional de San Salvador y a cargo del Ministerio de Cultura, acompañado de peritos, fiscales y abogados para intentar recabar pruebas para la causa que enfrentan más de una docena de mandos militares.

De acuerdo con una portavoz del órgano Judicial, los expertos designados por el Juzgado de Instrucción de San Francisco Gotera (noreste) revisarán las actas que señalan los documentos que han sido destruidos legalmente en el pasado y al menos tres cajas con archivos antiguos relacionados con la Fuerza Armada.

Por otra parte, indicó a la prensa que la perito guatemalteca Velia Elisa Muralles Bautista pidió a las autoridades del AGN que permitieran la revisión de otros documentos que se encuentran en una bodega, lo que podría extender por un día más la inspección.

David Morales, abogado de las víctimas y miembro de la organización Cristosal, indicó que en este lugar se pueden encontrar los documentos con menor valor probatorio y que los más importantes se pueden estar en las unidades militares en las que se bloqueó el acceso.

“Los archivos que aquí se encuentran no son secretos, son de acceso público” y “sabemos que es información de menos relevancia, que tiene menos peso y utilidad como prueba para el juicio”, señaló Morales.

No obstante, destacó que “todo rastro que sea útil a la investigación es importante documentarlo” y explicó que en las actas de expurgo de documentos se debe dar cuenta si realmente los archivos relacionados con la masacre fueron destruidos, como dijo el presidente Nayib Bukele el pasado 24 de septiembre.

El juez de la causa tiene pendiente dos intentos más de inspección de archivos militares en unidades de los orientales departamentos de San Miguel y Morazán, donde se dio la masacre.

El ministro de la Defensa, René Merino Monroy, desvinculó a la Fuerza Armada del interés de la búsqueda de Justicia y esclarecimiento de la masacre que se busca con el proceso, de acuerdo con un documento enviado a la Corte Suprema de Justicia y del que Efe obtuvo una copia.

De acuerdo con Morales, en los próximos meses el juez instructor podría ordenar que el proceso por crímenes de guerra y lesa humanidad pase a juicio.

La masacre de El Mozote tuvo lugar en el marco de la guerra interna de El Salvador, que enfrentó al Ejército, financiado por Estados Unidos, y a la guerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) entre 1980 y 1992 y dejó un saldo de 75.000 muertos y 8.000 desaparecidos.

De acuerdo con un informe de las Naciones Unidas, el batallón de elite Atlacatl ejecutó en diciembre de 1981 a la población civil del caserío El Mozote y otros aledaños, y el número personas asesinadas ascendió al menos a 988.

Una ley de amnistía en 1993 cerró el caso por más de 20 años, pero la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema anuló esta ley en 2016 y ese mismo año se reabrió el proceso.

A la fecha, unas 40 personas han testificado contra, entre ellos dos soldados que participaron en el operativo que derivó en la masacre y decidieron colaborar en el proceso.

Leave a Reply