El Gobierno publica cifras récord de solicitudes de asilo en últimos 20 años

0
5
746812

R.UNIDO MIGRACIÓN

Londres, 25 nov (EFE).- Las solicitudes de asilo cursadas en el Reino Unido alcanzaron su nivel más alto en casi dos décadas, con 37.562, durante el periodo de doce meses que finalizó el pasado septiembre, según revelan este jueves nuevos datos del Ministerio británico de Interior.

La cifra es superior a cualquier otra que se haya registrado durante un periodo similar desde junio de 2004, cuando fueron 39.746 las personas que solicitaron asilo en este país.

Ese dato es, además, superior a los detectados durante el momento álgido de la crisis migratoria europea en 2015 y 2016 (con 36.546 solicitudes).

Según Interior, la cifra de solicitantes es un 18 % mayor que la registrada durante el periodo de 12 meses que concluyó en septiembre de 2020 (31.966), si bien aquella se vio afectada por la pandemia de coronavirus y las restricciones de distanciamiento social en vigor.

La misma fuente señaló asimismo que a finales del pasado septiembre 67.547 solicitudes aguardaban una resolución del Gobierno, lo que supuso un incremento anual del 41 %, así como el mayor número contabilizado desde junio de 2010.

Además de esos datos, el ministerio de Interior publicó hoy por separado otras cifras que muestran que el número de casos pendientes en el sistema de asilo -entre ellos los que aguardan el resultado de apelaciones y de solicitantes de asilo que esperan a ser evacuados del país- se cifraron en 125.316 a finales de junio de 2021.

Esa cifra representa un incremento del 14 % frente al año previo y es más de tres veces superior al número registrado hace una década (37.903 en junio de 2011). El Gobierno británico difunde estos datos en mitad de una profunda crisis migratoria, después de que 27 personas murieran ayer en el naufragio de una lancha en el Canal de la Mancha, entre las que se encontraban 17 hombres, siete mujeres y tres jóvenes cuya edad no ha sido detallada.

Para la ministra del Interior, Priti Patel, la mayor parte de las personas que llegan en pateras procedentes del continente europeo no son demandantes de asilo, sino que son migrantes por causas económicas.