El Gobierno polaco sopesa nuevas restricciones ante el incremente de los contagios

0
2
708988

CORONAVIRUS POLONIA

Cracovia (Polonia), 25 oct (EFE).- El ministro polaco de Sanidad, Adam Niedzielski, afirmó este lunes que pronto se decidirá si se imponen nuevas medidas contra la covid-19 ante el aumento de nuevos contagios, que en algunas regiones ya doblan en número a los de la semana pasada.

Niedzielski expresó su confianza de que no sea necesario “un nuevo confinamiento que Polonia no se podría permitir” y que las escuelas puedan permanecer abiertas,

Alerto, no obstante, de que puede ser necesario volver a trasladar pacientes de covid-19 desde las provincias más afectadas a otras con menor ocupación hospitalaria.

El Ministerio de Sanidad certificó este lunes 2.950 nuevos contagios en las últimas 24 horas, si bien, como recordó el ministro, no son “números representativos, porque los fines de semana siempre se informa de menos casos” debido a que muchos centros sanitarios no envían sus informes de fin de semana hasta el lunes.

El incremento medio de nuevos casos es del 40 % en toda Polonia con respecto a la semana pasada, aunque en algunas regiones del este del país se ha llegado a doblar el número de nuevas infecciones.

Niedzielski anunció que de sobrepasarse la barrera de 7.000 nuevos contagios diarios aconsejará al gobierno “tomar medidas más restrictivas” y recordó que el pasado sábado se dieron 6.274 nuevas infecciones.

“Este es el nivel máximo de contagios que pronosticamos para noviembre, y lo estamos teniendo ya en octubre”, enfatizó.

Por su parte, el viceministro de Sanidad, Waldemar Kraska, dijo este lunes estar “aterrorizado” por lo que ve en las calles, se refirió a la “falta de disciplina social ” y se quejó de que “la gente se comporta como si hubiera olvidado que tenemos un virus entre nosotros”.

Asimismo, Kraska afirmó que desde el 2 de noviembre se planea facilitar una tercera dosis de la vacuna de Pfizer, que actualmente se ofrece a los mayores de 50 años y al personal sanitario, a todos los mayores de 18 años.

Acerca de posibles restricciones para la fiesta de Todos los Santos del próximo 1 de noviembre, Kraska confirmó que se permitirá que los cementerios e iglesias permanezcan abiertos, pero encareció a la población a que observe las medidas de seguridad: “desinfección, distancia, mascarilla”.

En 2020, debido a la pandemia, el gobierno ordenó cerrar los cementerios del 31 de octubre al 2 de noviembre.

Con aproximadamente un 60 % de la población completamente vacunada, Polonia ha registrado en total unos tres millones de casos de covid-19 y más de 76.000 fallecimientos.