El Gobierno francés espera un aumento del PIB del 6 % pese al confinamiento

0
15
456502

CORONAVIRUS FRANCIA

París, 19 mar (EFE).- El Gobierno francés mantiene su previsión de un crecimiento de la actividad del 6 % este año, pese a las nuevas medidas de confinamiento que se van a aplicar a un tercio de la población durante al menos un mes para intentar contener lo que parece una tercera ola epidémica en algunas zonas.

“Mantenemos la misma previsión de crecimiento”, afirmó este viernes el ministro de Hacienda, Olivier Dussopt, en una entrevista en la emisora Europe 1 en la que afirmó que “hay motivos de esperanza” porque “la economía resiste”.

Después de que ayer por la tarde el primer ministro, Jean Castex, presentara el nuevo confinamiento domiciliario suave que se aplicará a partir del fin de semana en 16 departamentos del país, incluidos los de la región de París, el Ejecutivo había indicado que eso tendría un impacto negativo de dos décimas sobre el producto interior bruto (PIB) anual de 2021.

El Estado ha calculado que tendrá que inyectar 1.200 millones de euros adicionales al mes para compensar a los sectores económicos que tendrán que cerrar por orden administrativa en esos departamentos, sobre todo los comercios considerados no esenciales.

Entre esas 110.000 tiendas no esenciales que habrán de bajar la persiana desde el sábado están las de juguetes o las de cosméticos, pero no las peluquerías, según precisó este viernes el portavoz del Ejecutivo, Gabriel Attal, en declaraciones a la radio RTL.

Castex también había anticipado ayer que igualmente podrán seguir abiertas las librerías y las tiendas de discos, después de que en el segundo confinamiento que hubo en Francia, entre finales de octubre y mediados de diciembre, se desatara una polémica sobre si los bienes culturales debían considerarse esenciales.

Como ya ocurrió durante ese segundo confinamiento, continuarán recibiendo a todos los alumnos las escuelas y los colegios. En los institutos, se reducirá a la mitad la presencia de estudiantes.

El ministro de Educación, Jean-Michel Blanquer, hizo hincapié este viernes en el canal BFMTV en que únicamente un 0,4 % de las clases (2.000 en todo el país) han tenido que cerrar por casos de covid.

A su parecer, es una cifra “razonable” aunque haya aumentado y aunque haya algunas “dificultades” para sustituir a los profesores que no pueden acudir por estar enfermos o tener que estar aislados.

El nuevo régimen de confinamiento permite las salidas del domicilio a parques y espacios abiertos en un radio de diez kilómetros sin límite de tiempo.

La única restricción en el tiempo para hacerlo es que habrá que respetar el toque de queda que sigue en vigor en todo el país, pero desde el lunes a partir de las siete de la tarde, y no de las seis como hasta ahora.

Ante la perspectiva de estas medidas que van a limitar todavía más los desplazamientos y la vida social en la región de París, este viernes los trenes de alta velocidad que salen de la capital están prácticamente al completo de su ocupación, reconoció la compañía ferroviaria SNCF.

Un signo de que una parte de los habitantes de Ile de France tienen intención de irse a otras regiones antes de que la región quede confinada y los desplazamientos al resto del país prohibidos, salvo que se tenga un motivo justificado.