El Gobierno de Paraguay confirma que guerrilleras abatidas eran adolescentes

0
25
259331

PARAGUAY GUERRILLA

Asunción, 3 sep (EFE).- El Gobierno paraguayo denunció este jueves el reclutamiento de menores por parte del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) tras confirmarse que las dos integrantes de esa guerrilla abatidas ayer en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad en el norte del país tenían entre 15 y 17 años.

Ambas fallecieron en dos choques armados en las inmediaciones del considerado principal campamento del EPP, en una zona boscosa del departamento de Concepción, y del que lograron huir un número de guerrilleros que están siendo perseguidos por las fuerzas de seguridad.

“Este grupo armado usa a menores dentro la que es la primera línea de fuego”, dijo el comisario Nimio Cardozo, de la Unidad de Antisecuestros de la Policía Nacional en un rueda de prensa en el Comando de Operaciones de Defensa Interna, en ese departamento.

El comisario aseguró que tienen registrados al menos once casos de menores que han servido en las filas del EPP desde su fundación, en 2008, y exhibió imágenes y videos de algunos de esos adolescentes, en su mayoría familiares de otros guerrilleros adultos.

Cardozo añadió que esos jóvenes reciben “entrenamiento militar e ideológico de filosofía marxista”.

Al respecto, el ministro de Defensa, Bernardino Soto Estigarribia, dijo en la conferencia que la “incorporación de niños en grupos criminales es absolutamente cruel y reprochable desde cualquier punto de vista”.

A LA ESPERA DE IDENTIFICACIÓN

Las dos jóvenes fallecidas fueron enterradas anoche, siguiendo el protocolo sanitario del coronavirus, en el cementerio del pueblo de Yby Yaú, a unos 35 kilómetros de donde se produjeron los enfrentamientos.

Al respecto, el médico forense Christian Ferreira informó que una de ellas tendría 15 años y la otra entre 16 y 17.

Ambas no han sido identificadas y se está a la espera del resultado de las muestras dactilares realizadas la víspera.

En la rueda de prensa de esta mañana, el general Héctor Grau había señalado que las jóvenes pueden ser familiares de los líderes de grupo armado y procedentes de Argentina, si bien este dato no fue abordado en la comparecencia de esta tarde.

Ferreira indicó que la mayor de las jóvenes fue la primera en ser abatida, tras recibir seis impactos de bala, mientras que la menor murió de dos balazos en el siguiente enfrentamiento, tras el abandono del campamento por parte de los guerrilleros.

Ambas iban armadas con una pistola y un subfusil en el momento de la muerte, añadió.

“FUENTE INCONMENSURABLE DE EVIDENCIAS”

En el campamento se hallaron diferentes tipos de armas, municiones, explosivos, ordenadores portátiles y unos 16.000 dólares, además de documentación y objetos personales que están siendo analizados, dijo en la rueda de prensa el fiscal Federico Delfino.

“Estamos ante una cantidad inconmensurable de evidencias”, comentó Delfino, quien señaló que se analiza si esa cantidad de dinero procedía de extorsiones o de los anteriores secuestros realizados por el EPP.

Delfino no descartó que las evidencia lleven a pistas sobre el paradero del policía Edelio Morínigo, de quien no se tienen noticias desde que fuera secuestrado por el EPP en 2014.

El operativo de persecución al resto del grupo guerrillero podría extenderse por varios días, y al mismo se han sumado miembros de la Policía Nacional, añadió Grau.

El EPP es una guerrilla fundada en 2008 y financiada con secuestros y ataques a haciendas ganaderas y fincas agrícolas, aunque llevaba sin realizar ataques de entidad desde hace meses.

Las fuerzas de seguridad calculan que el grupo se compone de unos treinta integrantes.

Leave a Reply