El Gobierno boliviano y los sindicatos pactan subir un 2 % el sueldo mínimo nacional

0
9
505241

BOLIVIA SALARIO

La Paz, 29 abr (EFE).- El Gobierno de Luis Arce y los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) acordaron este jueves subir un 2 % el salario mínimo nacional, hasta el equivalente a unos 311 dólares, mientras que este año no habrá incremento del sueldo básico de contratación.

El anuncio fue realizado por el máximo dirigente de la COB, el minero Juan Carlos Huarachi, tras una reunión con el presidente Arce y el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, en La Paz que se prolongó hasta la noche.

Huarachi dijo a los medios que en esta gestión no se incrementará el sueldo básico, pero sí se logró que el Gobierno acepte subir el salario mínimo nacional del 0,67 % ofrecido inicialmente a un 2 %.

“Lamentablemente en esta gestión no existe un incremento salarial, sino que simplemente es una reposición salarial al déficit de la gestión 2020 y de la gestión 2019 donde no hubo la reposición salarial”, señaló el dirigente, que es también aliado político del gubernamental Movimiento al Socialismo (MAS).

Los sindicalistas habían demandado subir en 5 % el sueldo básico y el salario mínimo nacional.

Por su parte, Arce confirmó en Twitter el aumento de 2 % para este año, definido teniendo en cuenta “el contexto de la pandemia y la situación económica en Bolivia y el mundo”.

“Velamos por la estabilidad y los derechos laborales del pueblo trabajador”, agregó el mandatario.

El incremento acordado se plasmará en un decreto que Arce firmará el sábado 1 de mayo, con motivo del Día del Trabajo, indicó Huarachi.

Según el dirigente, también se dialogó sobre algunos proyectos de ley enviados al Legislativo, controlado por el MAS, para la estabilidad laboral y la “reincorporación de todos los trabajadores despedidos en la gestión pasada”, entre otros.

En 2020 no hubo aumento salarial por la pandemia de la covid-19, mientras que en 2019 el Gobierno del entonces presidente Evo Morales dispuso aumentar en un 3 % el salario mínimo nacional y en un 4 % el sueldo básico.

Las negociaciones por el incremento salarial se desarrollan todos los años entre el Gobierno y la COB antes de cada 1 de mayo, jornada en la que el Ejecutivo suele anunciar medidas en beneficio de los trabajadores que se aplican a los sectores público y privado.

Como ocurrió durante la gestión presidencial de Morales, este año los diálogos tampoco incluyeron al sector patronal que advirtió hace unos días sobre una pérdida de empleos dignos si el Gobierno daba lugar a las demandas de la COB.

Un aumento salarial “significará una ola de cierres y despidos” en las micro y pequeñas empresas, lo que derivará en el ingreso de muchos trabajadores a “la informalidad, la precarización y el subempleo”, alertó la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, la mayor patronal del país.