El Gobierno argentino pide a la población evitar las actividades no prioritarias

0
12
485977

CORONAVIRUS ARGENTINA

Buenos Aires, 14 abr (EFE).- La ministra de Salud de Argentina, Carla Vizzotti, pidió este miércoles a la población evitar las actividades que no son prioritarias y disminuir al mínimo los contactos sociales para poder desacelerar el aumento de los contagios de covid-19 y evitar poner en tensión el sistema de salud.

“Necesitamos pedirle a la sociedad que evitemos toda actividad que no sea prioritaria. Que hagamos lo mínimo indispensable”, dijo Vizzotti en conferencia de prensa en Buenos Aires, al sugerir que se puede ir a trabajar y llevar a los niños a la escuela pero “postergar festejos”, como cumpleaños y reuniones sociales.

“Es clave para disminuir la transmisión. Les pedimos postergar todo aquello que se pueda postergar”, agregó.

La ministra reconoció que “no hay nadie que no esté cansado” y que el Gobierno está “plenamente” consciente de la preocupación por la salud y la economía, pero señaló que la mayoría de los contagios suceden fuera del ámbito laboral, por lo que pidió fortalecer los cuidados.

“Estamos en un momento crítico no solo desde lo sanitario, sino desde los social y lo emocional”, reconoció, en un país que acumula 2.579.000 de contagios desde el inicio de la pandemia y 58.174 decesos.

También indicó que preocupa que ha aumentado al 10 % el porcentaje de variantes del Reino Unido y de Manaos, aunque indicó que no circulan en forma predominante “pero están en aumento”.

SISTEMA DE SALUD EN TENSIÓN

Vizzotti explicó que el año pasado la curva de contagios de Argentina no tuvo un pico alto, sino que alcanzó el mismo número aproximado que otros países distribuidos en mucho tiempo.

“Ahora esa curva está más empinada, tenemos que hacer acciones para poder desacelerar el número de contagios para que el sistema de salud pueda dar respuesta”, explicó.

“Nuestro sistema de salud está en tensión”, dijo Vizzotti, porque el crecimiento acelerado de casos hizo que el porcentaje de ocupación de camas de terapia intensiva por todo tipo de patologías llegara al 62,4 % a nivel nacional y al 70,8 % si solo se considera Buenos Aires y su populosa periferia.

La ministra explicó que el sistema de salud estaba dando respuesta a patologías no covid-19 y que había disminuido la oferta de camas de terapia intensiva durante la bajada de contagios: “Se está trabajando” para “volver a expandir la posibilidad de tener camas de terapia intensiva” y para “tener ámbitos de aislamiento de pacientes leves en ámbitos no hospitalarios”.

MEDIDAS PARA BAJAR LA CIRCULACION

En tanto, el Gobierno argentino aplica desde el viernes pasado, ante el empeoramiento de la situación sanitaria, nuevas restricciones, incluyendo prohibiciones a la circulación nocturna y cierre anticipado de comercio y restaurantes.

La sociedad espera más restricciones a la circulación, pero Vizzotti dijo que los números de contagios que se observan estos días -que cada día rompen el récord diario del país- todavía no reflejan el resultado de las medidas, sino las consecuencias de las acciones de diez días atrás.

Y remarcó que el impacto positivo de esas medidas “depende también de la implementación y la fiscalización en las jurisdicciones”, en un llamado a los gobernadores a “ampliar y ajustar” las medidas en función de la realidad de su jurisdicción.

POCOS CONTAGIOS TRAS LA VACUNA

Vizzotti volvió a reconocer que es “difícil” el acceso global de vacunas.

Argentina enfrenta una escasez de vacunas, al haber adquirido unas 7,3 millones de dosis de diferentes proveedores sobre una población de unos 45 millones de habitantes, de las cuales ha aplicado 5.571.878 dosis.

En este contexto, el Gobierno difundió que el porcentaje de personas que se enfermaron de covid-19 a 14 días de aplicarse la primera dosis de Sputnik V (0,27 %), Sinopharm (0,49 %) y Covishield (0,46 %), como resultado de una evaluación de vigilancia.