El gobernador de Texas emite nuevas restricciones para frenar el coronavirus

0
56
227308

CORONVIRUS

Houston (TX), 26 jun (EFE News).- El gobernador republicano de Texas, Greg Abbott, implementó este viernes nuevas restricciones para contener la propagación del coronavirus ante la ola de contagios de COVID-19 que han registrado cifras récord durante dos semanas consecutivas.

Según cifras del Departamento de Salud de Texas, este jueves se registraron 5.996 nuevos casos, 2.296 fallecidos y 4.389 hospitalizaciones por COVID-19 en el estado.

La orden ejecutiva que Abbott emitió hoy reduce de 75 % a 50 % la capacidad de ocupación dentro de los restaurantes a partir del lunes, y dispone el cierre de bares a partir del mediodía de este viernes, permitiendo solo el servicio de entrega.

Según Abbott, las acciones incluidas en la orden son “esenciales” para la misión de contener el virus y proteger la salud pública, y expresa que se espera que la vigencia de las medidas sea “lo más breve posible”.

El gobernador se rehúsa a cerrar de nuevo el estado a pesar de ser objeto de críticas de varias autoridades locales en Texas, luego de impulsar una reapertura apresurada de la economía.

“Solo frenaremos el contagio si cada uno en Texas pone de su parte. Cada persona tiene la responsabilidad de usar las máscaras, lavarse las manos y mantener en público una distancia de seis pies y de permanecer en casa si le es posible”, dijo Abbott.

La orden ejecutiva determina también que reuniones de 100 o más personas en el estado deberán ser “aprobadas por los gobiernos locales”, salvo algunas excepciones.

La jueza del condado de Harris, Lina Hidalgo, hizo efectiva hoy durante una rueda de prensa la orden e instó a que las demás autoridades locales en Texas hagan lo mismo y limiten las reuniones que contribuyan a propagar el virus.

Hidalgo subió la alerta de amenaza por COVID-19 al nivel máximo en el condado de Harris, el más grande de Texas, que significa un nivel “severo y descontrolado” del virus, con base en el modelo que presentó hace dos semanas para que los residentes del condado estuvieran informados respecto a las medidas de protección ante la pandemia.

Además, la magistrada administrativa pidió a la comunidad quedarse en casa tanto como sea posible excepto actividades esenciales como ir al médico o al supermercado.

Desde que el gobernador Abbott tomó el control de la reapertura de Texas en mayo, los gobiernos locales no cuentan con la autoridad para emitir una orden de permanecer en casa como lo hizo Hidalgo en marzo para el condado de Harris, que incluye a la ciudad de Houston.

La jueza enfatizó que si no se actúa en este momento se llegará “al punto de no retorno”, pero recalcó que es necesario hacerlo “responsablemente” para evitar una situación aun peor “no solo para la salud sino también para la economía”.

“Hemos aplanado la curva antes y lo podemos hacer nuevamente, pero tenemos que trabajar fuertemente”, agregó.

Los condados de Chambers y Fort Bend se sumaron al condado de Harris para emitir una orden obligatoria del uso del tapabocas para los empleados y clientes dentro de los establecimientos comerciales para reducir el riesgo de contagio del virus.

Leave a Reply