El Frente Polisario anuncia acciones legales si no cesan vuelos con el Sáhara

0
33
622101

ESPAÑA SÁHARA

Madrid, 8 ago (EFE).- El independentista saharaui Frente Polisario ha pedido a la compañía aérea Binter Canarias que interrumpa los vuelos que ha reanudado con el Sáhara Occidental y ha advertido de que emprenderá acciones legales contra esta actividad, que califica de “negocio ilegal que afecta a un territorio ocupado ilegalmente por Marruecos”.

Así se lo ha comunicado a la compañía aérea en una carta el representante del Frente Polisario en España, Abdullah Arabi, en la que expresa su indignación por la decisión de retomar los vuelos entre aeropuertos de la isla española de Gran Canaria (Atlántico) y El Aaiún en el Sáhara Occidental.

Arabi recuerda que el Sáhara Occidental, antigua colonia española, está incluido por una resolución de la Asamblea General de la ONU desde 1965 en “la lista de Territorios No Autónomos”, lo que le otorga una “una condición jurídica distinta y separada de la del Estado que lo ocupa”.

Según el Polisario, de acuerdo con esta resolución “todos los miembros de la comunidad internacional tienen la obligación de no reconocer la persistente ocupación ilegal del territorio del Sáhara Occidental y, sobre todo, de no contribuir a su consolidación”.

Abdullah Arabi resalta que, según una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en 2018, para que los acuerdos y contratos incluyan el territorio del Sahara Occidental, como es el caso de la empresa Binter Canarias, el pueblo saharaui debe dar su consentimiento, lo que asegura que no ha sucedido en este caso.

El Frente Polisario denuncia que esta actividad aérea “contribuye al objeto que persigue Marruecos de legitimar la ocupación ilegal”.

Marruecos ocupó en 1975 la mayor parte del territorio aprovechando un proceso de descolonización iniciado por España y la fragilidad de Madrid en los últimos momentos de la dictadura del general Francisco Franco, mientras que el Frente Polisario proclamó unilateralmente la República Árabe Saharaui Democrática y en 1988 Naciones Unidas propuso un referéndum, aún por celebrarse, para que los saharauis decidan entre independencia o integración en Marruecos.