El francés Alexis Dessard, de turista a guardián del medioambiente en Bolivia

0
16
513946

BOLIVIA MEDIOAMBIENTE

La Paz, 7 may (EFE).- El francés Alexis Dessard llegó a Bolivia por azares del destino, su objetivo era hacer turismo por el país y seguir con su sueño de dar una vuelta al mundo, pero un video que publicó convocando a las personas a limpiar un sitio turístico le cambió la vida y se convirtió en un impulsor del cuidado del medioambiente en el país.

Dessard contó a Efe que decidió hacer su sueño realidad al terminar de estudiar programación y multimedia en Francia y así aventurarse a recorrer el mundo solo sin un plan en concreto, solamente disfrutando de la experiencia en medio de la pandemia de la covid-19.

La idea inicial era comenzar el recorrido por Latinoamérica, visitó Brasil y luego se fue a Paraguay, su intención era llegar hacia Argentina, pero por la pandemia las fronteras de varios países estaban cerradas, por lo que decidió dirigirse a Bolivia sin mucha expectativa.

En Paraguay Dessard hizo dedo en la carretera para que lo llevaran hacia la frontera con Bolivia y cuando caminó por suelo boliviano decidió conocer uno de los destinos turísticos más emblemáticos del país, el Salar de Uyuni que está ubicado en el suroeste en Potosí.

LA LIMPIEZA

Cuando recorrió el Cementerio de Trenes en Uyuni decidió filmar un video convocando a las personas para unirse a una limpieza de este sitio turístico porque habían muchos residuos esparcidos por el lugar.

Lo que jamás imaginó fue que su video se hizo viral y que el día de la limpieza llegaron unas mil personas incluyendo el Ejército para unirse a la causa, ese momento cambió la vida del turista.

“El Cementerio de Trenes marcó un nuevo comienzo para mí, llegaron mil personas y esto se volvió un gran movimiento, por eso es mi responsabilidad continuar con esto”, comentó Dessard.

Tras el éxito de su convocatoria decidió continuar su cruzada con el lago Uru Uru en el altiplánico Oruro, un sitio Ramsar de importancia mundial, que estaba ataviado de botellas de plástico y otros residuos.

Cientos de personas incluyendo organizaciones que protegen el medioambiente, alcaldías, entre otros se unieron a esta causa en el que limpiaron toneladas de plástico que luego fueron enviadas a una empresa para que se recicle este material.

Luego Dessard continuó con el río Rocha en la central Cochabamba, siguió con el lago Titicaca compartido con Perú y luego fue por el Valle de las Ánimas en La Paz, en todas sus convocatorias los bolivianos se unieron a esta causa.

“Todo es como un sueño, es demasiado bueno para ser realidad, me cuesta mucho entender lo que está pasando porque hay un montón de personas que se unen, el Ejército, los bomberos, la Policía, alcaldías, organizaciones y la ciudadanía”, comentó Dessard.

EL PROPÓSITO

El turista de 25 años encontró su propósito en Bolivia, ayudar al cuidado del medioambiente, eso es lo que le mueve todos los días a seguir en el país y a parar su sueño de recorrer el mundo.

Las personas se le acercan en la calle para tomarse una fotografía, darle la mano o agradecerle por su iniciativa, hasta la Cámara de Diputados de Bolivia le entregó un reconocimiento por sus campañas de limpieza.

Estas situaciones le motivaron a intentar quedarse por lo menos un año en el país para continuar con la limpieza y también realizar otros proyectos en beneficio de la sociedad, contó Dessard.

No faltaron las críticas de algunos que cuestionaban que otras convocatorias de limpieza impulsadas anteriormente por bolivianos no eran tan fructíferas como la del francés e incluso se preguntaban por el trabajo del Ministerio de Medio Ambiente y Agua.

Por ahora Dessard está enfocado en continuar estas actividades, pero también quiere colaborar con otros proyectos que tienen que ver con la inseguridad en las calles y la violencia contra la mujer.

“Ahora sé que es posible unir personas, que es posible cambiar las cosas y me voy a dedicar hasta el final de mi vida a ver cómo puedo resolver y cambiar las cosas”, sostuvo Dessard.

Yolanda Salazar

513946