El festival de Toronto cierra una edición marcada por el regreso del público

0
2
668003

FESTIVAL TORONTO

Toronto (Canadá), 18 sep (EFE).- El Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), uno de los más importantes del mundo, cerró este sábado su XLVI edición marcada por el regreso del público a las salas de cine, tras la edición virtual de 2020, pero sin el esplendor habitual de la muestra canadiense.

TIFF se clausuró este sábado con “One Second”, la última obra del director chino Zhang Yimou (“Raise the Red Lantern”, 1991; “Hero”, 2002), que homenajea el mundo del cine con un drama situado en la China rural durante los años de la Revolución Cultural del fallecido líder chino, Mao Zedong.

La cinta había sido programada para aparecer en el Festival Internacional de Cine de Berlín en 2019, pero en el último momento el largometraje fue retirado de la muestra alemana por “dificultades técnicas”, lo que provocó cuestiones sobre la posible censura por parte de las autoridades chinas.

La revista “Variety” informó de que partes del filme fueron grabadas de nuevo tras su desaparición de Berlín. Finalmente, el largometraje fue estrenado en China a finales de 2020 y su proyección en Toronto se produce un día después de su estreno en el Festival de Cine de San Sebastián de España.

Con “One Second”, la XLVI edición de la muestra canadiense ha exhibido más de 100 películas, documentales y series de televisión procedentes de todo el mundo, más del doble de los proyectados el año pasado, cuando la aparición de la pandemia forzó a la organización a improvisar un festival digital.

La cifra está todavía muy lejos de los más de 300 largometrajes y cortometrajes llegados de más de 80 países que el festival canadiense programó en 2019, el último año de normalidad de la muestra.

El número de las estrellas del mundo del cine que han hecho acto de presencia este año en TIFF también ha sido mucho inferior al de ediciones anteriores, cuando más de 500 actores, directores y productores desfilaban por las calles de Toronto para promocionar sus películas.

Este año, TIFF ha contado con la presencia de nombres como Jessica Chastain, Ben Platt, Benedict Cumberbatch, Vincent D’Onofrio, Kenny G, Keira Knightley, Molly Parker, Steven Soderbergh, Denis Villeneuve y Sigourney Weaver entre otros.

Pero en una clara señal de la confusión e inconsistencia de normas que la pandemia ha causado entre diferentes países, algunos de los directores invitados por la organización de la muestra canadiense no pudieron entrar en Canadá por las restricciones de la covid-19.

Aunque el Gobierno canadienses autorizó desde el 7 de septiembre la entrada al país de los extranjeros que estaban vacunados para facilitar la asistencia a TIFF, algunos, como el director español Manuel Martín Cuenca que estrenó en Toronto “La hija”, se tuvieron que quedar en casa por las diferencias entre lo que Canadá y Europa consideran la pauta completa de la vacunación.

Otros, en muchos casos procedentes de Latinoamérica, África y Asia, tampoco pudieron acudir porque Canadá no reconoce las inmunizaciones realizadas en países de esas regiones con vacunas como Sputnik (Rusia), Cansino o Sinovac (China).

A pesar de estas dificultades, TIFF ha hecho un gran esfuerzo para que 2021 sea un festival de transición hacia la normalidad total que se espera en la edición de 2022.

Los dos codirectores de la muestra, Joana Vicente y Cameron Bailey, han declarado que la XLVI edición ha sido un éxito en el que solo se ha registrado un caso de covid-19 entre el público que ha asistido a 670 proyecciones en salas de cine durante los 10 días del festival.

El otro incidente destacado de este año ha sido el pirateo de dos filmes de Netflix que fueron exhibidos en Toronto, “The Power of the Dog”, de Jane Champion y que está protagonizado por Benedict Cumberbatch, y “The Guilty”, de Antoine Faqua con Kate Gyllenhaal.

Aunque la organización todavía no sabe si la aparición de las dos cintas en páginas web ilegales está relacionada con su proyección en TIFF, su pirateo inmediatamente después de su estreno en las salas de Toronto, así como en la plataforma digital del festival, ha causado sospechas.

Tras la proyección de “One Second” únicamente falta que la organización dé a conocer los resultados de la votación entre el público del filme más popular de la edición de este año, que se llevará el Premio del Público, un galardón honorario pero que en el pasado ha anunciado películas que triunfaron en los Óscar de Hollywood.