El feminismo ha propiciado un diálogo cada vez más amplio, dice Rosa Beltrán

0
7
749676

ROSA BELTRÁN

Guadalajara (México, 27 nov (EFE).- El feminismo ha logrado que todos los sectores de la sociedad comiencen a dialogar acerca de la violencia y cómo ésta afecta en cualquier ámbito de la vida, afirmó este sábado en entrevista con Efe la escritora mexicana Rosa Beltrán previo a la presentación de su nuevo libro en la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.

“El feminismo lo que está haciendo es visibilizar el problema, nombrarlo y es un primer paso. Esto se está viendo cada vez más, aunque no todo el mundo lo quiere, en una conversación colectiva, en algo que nos importa a todos, no solamente a las mujeres y que es importante cambiar para hacer este mundo más vivible”, dijo Beltrán.

Para la escritora el trabajo de las organizaciones feministas en México y Latinoamérica han abierto espacios importantes y seguirán tomando cada vez más terrenos y espacios en los que antes era difícil hablar.

“El cuestionamiento no va a parar, no creo que vaya a ser fácil, pero es un camino que ya no tiene retorno, pero para bien, es uno de los cambios en los que sí podemos tener esperanza todavía”, indicó.

NARRAR LA HISTORIA FAMILIAR

Beltrán (Ciudad de México, 1960) estrena en la FIL mexicana “Radicales libres”, una novela en la que cuenta la historia de tres generaciones de mujeres a lo largo de 60 años que intentan liberarse de los estigmas de lo que debe ser lo femenino, mientras descubren su sexualidad y su propio cuerpo.

El libro, que le tomó tres años concretar y que surgió en los meses de aislamiento de 2020, intenta abordar desde la intimidad de una familia cómo las mujeres y el feminismo han cambiado a la par de un país en el que la violencia hacia ellas ha sido reiterada de diferentes manera y desde distintas trincheras.

La autora esboza estos cambios desde la madre de la protagonista quien decide usar por primera vez anticonceptivos orales y mantiene ideas políticas claras, una vida social y personal hasta una chica que forma parte de la generación del movimiento de denuncia #MeToo y tienen distintas formas de activismo político.

Beltrán, miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, asegura que quiso “abrazar” los distintos feminismos que le han dado vida a este movimiento social y político y cómo se ha transformado a la par de los cambios de un país con el concepto de familia tan arraigado y co tanta violencia como es México.

“La violencia no solo son las escenas de sangre, esta novela habla de violencias enormes de esas que no se ven, esas que se invisibilizan”, señaló.

La protagonista de la novela va contando la historia propia a través de la historia de su familia y sus secretos, un elemento que hace que cualquiera pueda identificarse con los personajes y sus formas de relacionarse dentro y fuera del núcleo familiar.

La narradora sabe que no hay familias perfectas y que todas tienen esos secretos que se guardan de generación en generación pero que pueden ser dolorosos como lo es la violación sexual que le ocurre a una de las tres mujeres.

“Para sobrevivir hay que narrarlo y eso es algo compartido, el personaje que narra en primera persona del singular lo está haciendo en primera persona del plural, es decir lo está haciendo como el juego de ‘1,2,3 por mí y por todas mis compañeras’, está hablando de una generación”, señaló.

La autora de “El cuerpo expuesto” y “Amores que matan”, aseguró que aunque la idea no era hacer una “novela de crecimiento”, al final logró que la visión infantil de la protagonista se convirtiera en la de una mujer experimentada que busca su libertad.

“En nuestra lengua prácticamente no hay novelas de crecimiento escritas desde el punto de vista de las mujeres, hay novelas poderosísimas como ‘Las batallas en el desierto’ (de José Emilio Pacheco) que es preciosa, pero es el punto de vista de los hombres el que se está describiendo ahí, en esta otra novela, al ser contada por una mujer que habla del cuerpo y de su iniciación erótica tenía que tocar los mitos sexuales de las tres generaciones”, señaló.

Beltrán presentará el libro este sábado en la FIL mexicana que del 27 de noviembre al 5 de diciembre reúne a 600 escritores de 46 países y tiene a Perú como invitado de honor.