El Estado francés duplicará su participación en el capital de Air France-KLM

0
37
492212

TRANSPORTE AIR FRANCE

París, 19 abr (EFE).- El grupo Air France-KLM anunció este lunes que la operación de aumento de capital le ha permitido recaudar unos 1.036 millones de euros y señaló que, cuando finalice, el Estado francés duplicará su participación, del 14,3 al 28,6 %.

La recapitalización se tradujo en la emisión de 213,9 millones de nuevas acciones a un precio de 4,84 euros por acción, indicó la compañía franco-holandesa en un comunicado.

Su lanzamiento se enmarca en el plan de ayudas de 4.000 millones concedido por el Estado francés al grupo, validado por la Comisión Europea, y con el que, según se detalló el pasado 6 de abril, se prevé entre otros puntos reforzar su liquidez.

Esa inyección de 4.000 millones se descompone en un préstamo estatal francés de 3.000 millones a cuatro años, que al cabo de ese tiempo podrá transformarse en capital, y en la inyección de otros 1.000 millones a través de la emisión de acciones nuevas.

Con el plan de aumento de capital puesto en marcha, otro de sus principales accionistas, China Eastern Airlines, pasa del 8,8 % que controlaba anteriormente al 9,6 %.

Según lo avanzado el día 6, el Estado holandés decidió no participar y su porcentaje se reducirá del 14 % anterior al 9,3 % del capital, al igual que la estadounidense Delta Air Lines, que lo verá reducido del 8,8 % hasta el 5,8 %.

“El éxito de nuestro aumento de capital y el apoyo renovado de nuestros principales accionistas reflejan la confianza de los inversores en las perspectivas del grupo, cuya solidez financiera se refuerza gracias a estas primeras medidas de recapitalización”, dijo su consejero delegado, Benjamin Smith.

El comunicado apunta que Air France utilizará la inyección recibida también para “financiar sus necesidades generales en el contexto de la crisis de la covid-19”.

Tras los 7.078 millones de euros perdidos en 2020, su cuenta de resultados ha seguido sufriendo el impacto negativo de la pandemia durante el primer trimestre del año, en un momento en que el tráfico aéreo no se ha normalizado por las restricciones vigentes en los viajes para limitar la expansión del virus.

La compañía, que publicará sus cifras de los tres primeros meses en mayo, anticipa entre enero y marzo una pérdida en el resultado de explotación de unos 1.300 millones de euros, con un ebitda de alrededor de 750 millones de euros también negativos.

Entre los requisitos que Francia ha impuesto a la compañía a cambio de su apoyo figuraban reducir a la mitad las emisiones por pasajero antes de 2030, utilizar carburantes verdes, suprimir líneas cuando haya una alternativa por tren a menos de dos horas y media y renovar su flota para tener aviones que consuman menos combustible fósil.

Air France-KLM reiteró este lunes los compromisos económicos, financieros y medioambientales adquiridos, y dijo que mantiene “una hoja de ruta medioambiental ambiciosa para acelerar la transición sostenible del grupo”.