El Estado argentino inicia la gestión de la hidrovía Paraná-Paraguay por un año

0
33
660042

ARGENTINA TRANSPORTE

Buenos Aires, 11 sep (EFE).- El control y la administración de la vía de transporte fluvial que integran en Argentina los ríos Paraná y Paraguay, clave para la salida de buques de carga hacia el Atlántico, regresó este sábado a manos del Estado argentino por el plazo de un año.

La Administración General de Puertos (AGP), organismo dependiente del Ministerio de Transporte de Argentina, comenzó a gestionar este sábado la Vía Navegable Troncal (VNT), nueva denominación para la que hasta ahora fue conocida como la Hidrovía Paraná-Paraguay.

La concesión de la hidrovía estaba en manos de un consorcio privado integrado por la firma belga Jan de Nul y la argentina Emepa.

El contrato con este consorcio caducaba en abril pasado, pero el Gobierno lo prorrogó por 90 días, hasta que finalmente en julio el Ejecutivo decretó que la AGP tomara el control de la vía por un año, lo que se hizo efectivo este sábado.

Durante los próximos doce meses, la AGP será la responsable de gestionar y supervisar el dragado y el balizamiento de la Vía Navegable Troncal, de cobrar el peaje a los buques de carga y de realizar los controles hidrométricos para garantizar la seguridad y la navegabilidad de los barcos.

Según indicó este sábado la AGP en un comunicado, para esta nueva etapa se ha implementado un sistema “ágil y seguro que permitió asumir el control administrativo del proceso sin demoras y garantizando la operativa contable de la principal vía de comercio exterior del país”.

Mientras la AGP administra la vía por un año, el Ente de Control y Gestión de la Vía Navegable se encargará de la organización de un llamado a licitación para adjudicar las operaciones de dragado y balizado de la vía a un nuevo operador.

El sistema integrado por los ríos Paraguay y Paraná es la vía de salida del 70 % de las exportaciones de Argentina, principalmente la de granos y derivados.

Por ese sistema se transportan cargas provenientes no solo de Argentina sino también de Brasil, Bolivia, Uruguay y Paraguay.

Además, es una de las vías navegables naturales de mayor longitud del planeta, con 3.442 kilómetros por los que transitan unos 6.000 buques por año.

El sistema de los ríos Paraguay y Paraguay desemboca en el Río de la Plata y, desde allí, conecta con el Atlántico.