El elevado número de muertos condiciona las restricciones navideñas

0
11
369253

CORONAVIRUS PORTUGAL

Lisboa, 18 dic (EFE).- La curva de fallecidos por covid-19 en Portugal continúa con una media diaria de entre 80 y 90 decesos, por lo que el Gobierno luso ha aumentado las restricciones en las fiestas de Fin de Año, aunque permitirá la movilidad entre comarcas del 23 al 26 de diciembre.

De esta manera, habrá toque de queda desde las 23 horas del 31 de diciembre y hasta las 5 horas del día siguiente, una medida que se prolongará hasta el 3 de enero.

El Gobierno permitirá la circulación entre comarcas del 23 al 6 de enero para que los familiares puedan juntarse en Nochebuena y Navidad, y en esos días el toque de queda se establecerá entre las 2 y las 5 horas.

Además, Portugal ha aprobado la prórroga del estado de emergencia entre el 23 de diciembre y el 7 de enero, esta vez con la advertencia de que quien no cumpla las restricciones incurrirá en un delito de desobediencia.

Desde que comenzó la pandemia, el país ha registrado 362.616 casos positivos y 5.902 fallecimientos.