El curso comienza en Austria con test masivos y sin mascarillas en clase

0
65
263067

CURSO ESCOLAR AUSTRIA

Viena, 7 sep (EFE).- El curso escolar ha arrancado hoy en Austria con la incertidumbre generada ante el aumento de casos de coronavirus, sin la obligación de usar mascarillas en clase pero con medidas como la ventilación frecuente, dar clases al aire libre y un plan masivo de test no invasivos.

En el patio de la escuela Alte Donau de Viena, al tradicional “Schultüte”, el cucurucho de cartón relleno de golosinas que los niños reciben el primer día en la escuela primaria, se ha sumado este año la mascarilla como complemento a la indumentaria.

El centro ha recibido la visita del ministro de Educación austríaco, Heinz Fassmann, en un acto de inauguración del curso académico con el reto de conseguir la mayor normalidad posible y de mantener clases presenciales en todas las etapas formativas.

“BIEN PREPARADO”

“No hay nada que se pueda interponer en un buen primer día de clase” ha dicho Fassmann a la entrada del recinto ante un grupo de padres y escolares de primero, a los que ha instado a que no dejen que la mascarilla les “distraiga”.

Los niños y el ministro han recorrido luego los pasillos, divididos por conos y cinta adhesiva, que recuerdan la obligación de andar por la derecha, hasta llegar a su aula, donde se pueden observar diferentes señales y carteles recordando la importancia de mantener la distancia y la higiene de manos.

“Tranquiliza ver lo bien que lo han preparado todo este año” ha declarado a Efe Pablo Torija, un español residente en Viena que llevaba a su hijo a clase por primera vez.

VIENA, EN AMARILLO

Viena se encuentra, junto a las ciudades de Graz y Linz y la región alpina de Kufstein, en el nivel amarillo (riesgo medio) según el sistema de semáforo con cuatro niveles de riesgo (verde, amarillo, naranja y rojo) lanzado por el Gobierno austríaco.

Bajo este nivel de riesgo de contagio, los escolares están obligados a llevar mascarilla en las zonas comunes del recinto, incluyendo la entrada y pasillos, pero no en clase.

Para el resto de territorios que se encuentran en nivel de riesgo bajo (verde), no se requiere el uso de mascarilla en los colegios.

Estas normas de seguridad e higiene se añaden al plan estatal presentado hace tres semanas por el propio Fassmann, con el objetivo de minimizar posibles brotes durante la vuelta a clase y mantener abiertas las escuelas “el mayor tiempo posible”.

VENTILACIÓN Y AIRE LIBRE

El plan prevé realizar en todo el país más de 5.000 test gratuitos semanales a alumnos y personal docente.

Estas pruebas se realizarán mediante un novedoso procedimiento, menos invasivo que la toma de muestras con un bastoncillo de la nariz y garganta.

El test se realiza haciendo gárgaras con un líquido durante veinte segundos en el que luego se puede detectar la presencia del virus.

Además, el Gobierno ha previsto una serie de medidas para todos los centros y etapas educativas del país, que inciden en la necesidad de distancia social y aire fresco en los recintos, incluyendo la recomendación de ventilar las aulas cada 20 minutos e impartir clases al aire libre cuando sea posible, algo que se antoja como un verdadero reto durante los meses de invierno.

De hecho, los centros han recomendado que los niños vayan bien abrigados y con calzado apropiado todos los días, en previsión de esas actividades al aire libre.

También se ha establecido un protocolo de actuación y aislamiento de personas que presenten síntomas durante la jornada lectiva, así como la posibilidad de seguir las clases de manera telemática cuando se detecten focos de contagio.

Tampoco se descarta el cierre de los centros educativos en el supuesto de que la región alcance el nivel rojo (riesgo muy alto), el máximo que prevé el sistema de semáforo.

A todos los profesores y los alumnos de la segunda etapa del bachillerato, a partir de 15 años, también se les recomienda llevar un diario de contactos, donde se anoten las interacciones de más de quince minutos en los que no se pudo mantener una distancia interpersonal de dos metros.

Los demás territorios de la república alpina comenzarán el curso el próximo lunes.

Austria viene registrando en las últimas semanas una media de 300 nuevos positivos diarios por COVID-19, con un total de 29.500 casos y 746 muertes desde el inicio de la pandemia.

Javier de Pedro López

263067263067