El CPJ denuncia que los talibanes han registrado las casas de cuatro periodistas

0
7
632962

AFGANISTÁN CONFLICTO

Washington, 18 ago (EFE).- El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) denunció este miércoles que los talibanes han registrado las casas de cuatro periodistas y está investigando si otros dos reporteros fueron agredidos cuando cubrían una protesta en la ciudad afgana de Jalalabad.

En un comunicado, el CPJ expresó preocupación por la libertad de prensa en Afganistán tras la llegada al poder de los talibanes y urgió al grupo insurgente a cesar “inmediatamente” sus ataques.

“Los talibanes deben dejar de registrar las casas de los periodistas, deben comprometerse a poner fin al uso de la violencia contra ellos y deben permitirles operar libremente y sin interferencias”, afirmó el coordinador para Asia del CPJ, Steven Butler, recoge el comunicado.

Según CPJ, los talibanes registraron las casas de tres empleados afganos de la televisión alemana “Deutsche Welle” y de un periodista e interprete que trabajó para el estadounidense Wesley Morgan, quien desde 2007 ha estado informando del conflicto en Afganistán para varios medios, incluido The Washington Post.

Los cuatro periodistas se han escondido por miedo a represalias de los talibanes. En el caso de los empleados de “Deutsche Welle”, el ministerio alemán de Exteriores está trabajando para sacarlos del país junto a sus familias.

Asimismo, la organización periodística está investigando unas informaciones que apuntan a que dos reporteros fueron agredidos cuando cubrían una protesta en Jalalabad, capital de la provincia oriental de Nangarhar.

Durante la protesta, los talibanes se enfrentaron a cientos de personas que pedían mantener la bandera nacional y no sustituirla por la insurgente.

El martes, en su primera rueda de prensa desde que tomaron el control de Afganistán, el portavoz talibán, Zabihulla Mujahid, prometió que los medios de comunicación podrán seguir operando de manera “libre e independiente”, aunque dijo que los periodistas deben tener en cuenta los “valores islámicos” en sus coberturas.

Cuando el régimen talibán gobernó Afganistán entre 1996 y 2001 restringió la libertad de prensa y prohibió operar a todos los medios con la excepción de Radio Sharía, que únicamente transmitía propaganda y emisiones religiosas.

Reporteros sin Fronteras (RSF) se ha mostrado muy escéptico sobre las garantías de los talibanes y ha pedido al Consejo de Seguridad de la ONU una reunión de urgencia para proteger a los periodistas y al periodismo en el país asiático.

Actualmente, en Afganistán hay registradas ocho agencias de prensa, 52 canales de televisión, 165 emisoras de radio y 190 publicaciones (como diarios, semanarios o mensuales) con 12.000 periodistas. En esos medios hay 1.741 mujeres, de las cuales 764 son periodistas profesionales.