El órgano rector del BCE aprobó por unanimidad el nuevo objetivo de inflación

0
4
610503

UE BCE

Fráncfort (Alemania), 29 jul (EFE).- El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) aprobó por “unanimidad” el nuevo objetivo de inflación, que es una tasa media del 2 % a medio plazo, y tolerar una tasa algo superior de forma “transitoria” para no entorpecer el crecimiento.

Las actas de la reunión del 7 de julio, en la que el BCE revisó su estrategia de política monetaria, explican que ese nuevo objetivo de inflación del 2 % fue considerado de acuerdo “con la práctica internacional” y “consistente con definiciones estándar de estabilidad de precios”.

La nueva estrategia del BCE contempla “un objetivo de inflación simétrico del 2 % a medio plazo” e “implica que la inflación podría superar moderadamente el 2 % durante un periodo transitorio”, según las actas, publicadas este jueves.

En la zona del euro los precios mantienen su escalada pero, conforme a la nueva estrategia, se espera que el BCE no actuará inmediatamente para no interrumpir la recuperación económica.

Los precios de consumo han subido en julio en España el 2,9 %, dos décimas más que en junio y la tasa más alta desde febrero de 2017, por la subida del precio de los servicios de alojamiento, del gas y la gasolina.

En Alemania, los precios de consumo han subido en julio un 3,8 % interanual, superando el 3 % por primera vez desde agosto de 2008, hace trece años, al comienzo de la crisis financiera internacional.

La subida de los precios en Alemania se produce porque el IVA se redujo el año pasado para impulsar el consumo durante la pandemia y ahora ha vuelto a las tasas anteriores y por el encarecimiento de la energía.

Además, el Gobierno alemán ha aplicado desde enero medidas para reducir las emisiones de CO2 (25 euros por cada tonelada de CO2).

El miembro del comité ejecutivo del BCE Fabio Panetta ha dicho en una entrevista con “Corriere della Sera”, publicada hoy, que la economía se debe sobrecalentar y que sólo así se garantiza la recuperación.

“En el pasado, la impaciencia llevó al BCE a subir los tipos de interés prematuramente, presionando excesivamente a la baja la inflación y frenando el crecimiento”, según Panetta.

Por eso “ahora está claro para todo el mundo que para garantizar la estabilidad de precios, puede ser necesario, como se dice, calentar la economía, para dejarla acelerar un poco”, afirma Panetta en la entrevista.

Los miembros del Consejo de Gobierno consideran que el nuevo objetivo proporciona “un equilibrio adecuado entre evitar el coste en el bienestar de la inflación y mantener suficiente espacio de maniobra para la política monetaria en caso de impactos adversos”, añaden las actas.

El Consejo de Gobierno ampliamente consideró “demasiado complicado” el objetivo anterior de una tasa de inflación cercana pero por debajo al 2 %.

Además, la mayoría de los miembros del Consejo de Gobierno del BCE opinaron que ese objetivo anterior, establecido hace 18 años, daba lugar a “percepciones erróneas sobre las aspiraciones del BCE”.

El Consejo de Gobierno también reconoció que “la existencia de un límite inferior efectivo de los tipos de interés nominales requería una reacción especialmente enérgica o persistente a grandes impactos adversos, lo que puede implicar que la inflación podría superar el 2 % durante un periodo transitorio”.

El BCE “reconoce que la inclusión de los costes relacionados con la vivienda en régimen de propiedad en el IAPC (Índice Armonizado de Precios de Consumo) representaría mejor la inflación relevante para los hogares y que dicha inclusión es un proyecto de varios años”.

Hasta entonces, tendrá en cuenta medidas de inflación que incorporen estimaciones iniciales del coste de la vivienda en propiedad.